All for Joomla All for Webmasters
19
Jue, Oct

Kongsberg modificará su misil JSM según los requerimientos australianos

Australia

El fabricante noruego Kongsberg Defence Systems ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con el Departamento de Defensa australiano para integrar un nuevo buscador en su misil Joint Strike Missile (JSM). El acuerdo contempla la instalación de un sistema de guiado adicional basado en un receptor pasivo de radiofrecuencia diseñado por BAE Systems Australia, que se añadirá al sistema pasivo de guiado terminal por imágenes infrarrojas.

El acuerdo está valorado en 150 millones de coronas noruegas (16,3 millones de euros al cambio) y contempla que BAE Systems Australia suministre los receptores para integración y certificación en el misil, de cara a su incorporación como misil de largo alcance a los aviones de combate Lockheed Martin F-35A de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF).

Este acuerdo se deriva del que firmaron los gobiernos noruego y australiano en febrero de 2015, según el cual las industrias de ambos países colaborarían en el desarrollo del misil JSM de cara a su integración en los aviones de la Real Fuerza Aérea Australiana, concretamente en la bahía interna de los F-35A. El Gobierno australiano puso en marcha el llamado Priority Industry Capability Innovation Program (PICIP) según el cual empresas como BAE Systems Australia han accedido a préstamos garantizados desde 2013 para desarrollar productos innovadores como este.

Mientras que el JSM empleaba actualmente el sistema de guiado por imágenes infrarrojas (IIR) de sus objetivos en tierra y navales, ahora contará con la posibilidad de localizarlos y seleccionarlos por sus firmas de radiofrecuencia.

El sensor de radiofrecuencia responde a la necesidad de un kit de bajo coste, peso contenido y muy sensible al entorno de medidas electrónicas (Electronic Support Measures o ESM). El sistema de guiado será compatible con el data link bidireccional que incorpora el misil y que permite los ajustes de la trayectoria final del misil.

El misil JSM

El JSM es a una versión del misil NSM (Naval Strike Missile), rediseñada para que pueda ser montada en la bodega interna de armas del F-35 Joint Strike Fighter. Para ello la empresa noruega se alió con Raytheon de cara a su adquisición por la Fuerza Aérea Noruega, que ya lo emplea a bordo de sus fragatas y de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) que lo integrará también en sus F-35.

El NSM (Nytt Sjomalsmissil o Nuevo Misil Antibuque, denominado actualmente Naval Strike Missile) es un misil de largo alcance de precisión diseñado para ser empleado desde varias plataformas y contra objetivos diversos. En la versión básica tiene una longitud de 3,95 m. y un peso de 347 kg. El JSM tiene un alcance de 300 km. y va dotado de una cabeza de de combate de 120 kg. de peso con capacidad explosiva y de fragmentación.

Es del modo “dispara y olvida”, con guiado GPS e inercial para navegación de medio curso, realizándose la orientación terminal mediante un visor IIR de alta definición unido a un software de clasificación de blancos que permite elegir el mejor punto de impacto. Cuenta con altímetro laser para mantener el guiado mientras maniobra, dispone de cierto grado de furtividad y puede realizar maniobras de altos Gs. Su motor turbofan no produce humo y dispone de una baja firma radar e infrarroja.

Entre sus características están la identificación y selección de objetivos, el reconocimiento autónomo de objetivos (Autonomous Target Recognition o ATR), la discriminación de objetivos (en ambientes saturados) y la compatibilidad con reglas de enfrentamiento. Este sistema le permite conseguir una precisión de 60 cm. según el fabricante.

El misil emplea algoritmos para identificar diferentes tipos de buques y distinguir así los que no constituyen objetivos. El fabricante ofrece una aplicación con una base de datos de potenciales objetivos que incluye sus características de identificación, así como los puntos idóneos para impactar según la cabeza de combate y la espoleta. Ahora es de esperar que además de por sus imágenes infrarrojas, el JSM será capaz de identificar buques por sus firmas de radio frecuencia.

Noruega espera disponer de la Capacidad Operativa Inicial (IOC por sus siglas en inglés) de este misil en sus nuevos F-35 en 2021 y la capacidad total en 2025. Una ventaja de la combinación JSM y F-35 es que el misil puede ser instalado en las bodegas internas de armas con lo que se reduce la firma de la aeronave. Además el fabricante anunció recientemente la integración del misil en el Eurofighter Typhoon

12/07/17

australianaviation.com.au