All for Joomla All for Webmasters
21
Mar, Ago

El Súper Hornet de próxima generación será más furtivo

Estados Unidos

El Presidente Donald Trump fue ridiculizado en Twitter después de pronunciar durante una visita a las instalaciones de Boeing en St. Louis, que el nuevo F/A-18 Super Hornet de la empresa estará equipado con “la última y mayor furtividad, y un montón de cosas en ese avión que la gente ni siquiera sabe “.

Pero resulta que Trump estaba trabajando en algo. Boeing está a punto de iniciar un exhaustivo esfuerzo para hacer la transición del ala aérea de la Armada de los EE. UU. al Super Hornet “Bloque III”, una versión de última generación del caza de ataque completada con nuevos sensores, alcance ampliado, una computadora más potente y, sí, un recubrimiento stealth mejorado.

Estos cambios permitirán que el Super Hornet pueda volar junto al Lockheed Martin F-35C como la columna vertebral del ala aérea de los portaaviones de la US Navy en la década de 2040 y más allá, dice Dan Gillian, director del programa Boeing F/A-18 y EA-18.

Trump hizo una vista previa del nuevo y mejorado caza durante una visita el 14 de marzo a las instalaciones de St. Louis, que ha estado construyendo los F/A-18 desde 1978, primero el A-D Hornet y más tarde el E/F Super Hornet, .

Gillian confirma que un recubrimiento mejorado de baja obserbilidad (LO: low-observable) será una de las cinco características claves del Super Hornet Bloque III. El caza ya es “un avión muy furtivo hoy en día”, dice, negándose a dar detalles, pero hay nuevos recubrimientos que los ingenieros pueden aplicar en diferentes superficies del avión para hacerlo aún más resistente, dice.

El F/A-18 no fue diseñado específicamente para ser furtivo y carece de muchas de las características ocultas fundamentales horneados en los bastidores de Lockheed Martin para los F-35 y F-22. Pero hay otras maneras de mejorar la furtividad, como agregar capas de LO y mejoras en el material absorbente del radar en ciertas ubicaciones del fuselaje. Unos pocos cambios simples “pueden darnos un poco de rendimiento que sea de bajo costo y fácil de hacer”, dice Gillian.

El notablemente mejorado caza que la US Navy acordó comprar parece muy diferente de la propuesta original de Boeing para un “Super Hornet avanzado”, que se centró en a furtividad. Los ingenieros de Boeing encontraron que necesitaban hacer compromisos de diseño para reducir significativamente la sección transversal radar, por ejemplo, de la aeronave, mediante la restricción de la carga útil, le dijo Gillian a Aviation Week en 2017 (AW & ST del 5 febrero al 20 de marzo de 2017, p. 17).

Esto llevó a Boeing a descartar ciertas características de la propuesta del 2013, como un pod adjunto de armamento y un sensor infrarrojo de búsqueda y rastreo interno (IRST), del paquete más nuevo.

La Armada comenzará a adquirir el Super Hornet Bloque III en el año fiscal 2019 con una compra de 24 aviones. Crédito: Boeing

La Armada comenzará a adquirir el Bloque III Super Hornet en el año fiscal 2019 con una compra de 24 aviones, el primero de los cuales saldrá de la línea de producción en 2020. En los próximos cinco años, la US Navy propone comprar 110 Super Hornet adicionales, incluido una contratación de tres años, que es un impulso significativo de la solicitud de presupuesto del año pasado. Mientras tanto, la Armada acelerará la desincorporación de los Hornets legacy, con el último escuadrón activo transiciónando al Super Hornet en 2018. El servicio planea enviar al último F/A-18A/D para el cementerio a más tardar en el año fiscal 2030.

Boeing apunta a entregar un escuadrón del Bloque III por ala aérea del portaaviones para el 2024 y dos escuadrones del Bloque III por ala aérea del portaaviones para 2027, dice Gillian.

Boeing logrará este objetivo construyendo nuevos Súper Hornet asi como actualizando a los antiguos aviones del Bloque II a la configuración del Bloque III . Boeing tiene la intención de comenzar el trabajo de modificación de la vida útil (SLM: service life modification) en el avión Block II en St. Louis en abril.

El enfoque inicial del SLM será extender la vida del fuselaje de 6.000 a 9.000 horas , dice Gillian. Más tarde, la SLM incorporará esfuerzos para hacer que la aeronave sea más “mantenible”, por ejemplo, arreglando cables, fijando la corrosión y reemplazando los conductos. Boeing también está trabajando con la US Navy en un “reinicio” del sistema de control ambiental del Super Hornet tras un aumento en los episodios fisiológicos similares a la hipoxia en la flota.

La SLM se expandirá para incluir la conversión completa del Bloque II al Bloque III a principios de la década de 2020, dice Gillian. Esto significa mejoras de LO; un sistema de cabina avanzado con una pantalla de gran área para una interfaz de usuario mejorada, una computadora más potente llamada red de procesador de orientación distribuida, una tubería de datos más grande para pasar información llamada Tecnología de red Táctica de Focalización y tanques de combustible conformados (CFT: conformal fuel tanks).

Los CFT ampliarán el alcance de la aeronave en 100 – 120 nm (200 – 220 Km). Están diseñados para reemplazar los tanques de combustible extra que actualmente tiene el Súper Hornet debajo de las alas, lo que reduce el peso y la resistencia y libera espacio para una carga adicional.

Por Lara Seligman | Aviation Week & Space Technology

Por Grulla

23/03/18
Zona-militar.com