All for Joomla All for Webmasters
16
Lun, Jul

La Armada de México recibió su décimo y último helicóptero AS 565MBe Panther, con lo que completó la flota de este tipo de aeronaves de ala rotativa destinadas a apoyar las misiones de vigilancia de patrullas oceánicas, a brindar ayuda a civiles y a intervenir en operaciones de intercepción naval en alta mar.

Al contrario de lo que se pensaba hace unos meses, el F-5 se sigue volando en México. Se informó en septiembre del año 2016 que el avión había sido puesto fuera de servicio, pero la reciente visita a la base aérea de Santa Lucía demuestra lo contrario.

El Departamento de Estado (cancillería) de EEUU aprobó un pedido de México para comprar misiles, torpedos y otras municiones para mejorar las perspectivas de cooperación con la Armada estadounidense y otras fuerzas navales, informó en un comunicado la Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa.

La Armada de México recibió, el pasado 28 de septiembre, el primero de los diez helicópteros Panther AS-565 MBE comprados a la empresa Airbus en 2014. Es el primer país en el mundo en adquirir esta versión mejorada de la aeronave. Antes de fin de año recibirá tres unidades más y las restantes seis, durante 2018. El contrato incluye también el entrenamiento de los pilotos y técnicos.

Durante el desfile militar por la Independencia de México, realizado el 16 de septiembre pasado, volaron por última vez los míticos F-5E Tigre de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM). Fue así como tres de los cuatro Tiger que quedaban operativos, surcaron el cielo de la Ciudad de México, de los doce que en su momento conformaron el Escuadrón Aéreo 401.

La Secretaría de Marina llevó a cabo a botadura de un nuevo Patrullero Oceánico, el ARM 'Hidalgo' (PO-166), destinado a efectuar operaciones de patrulla y vigilancia en la zona económica exclusiva, realizar acciones de búsqueda y rescate y salvaguardar la vida en el mar, además de acciones de apoyo a la población civil en caso de desastre.

México ha iniciado un programa de adquisición de armas para sus aviones Texan II T-6C pertenecientes a la Fuerza Aérea y Armada de ese país. Se planea adquirir 60 contenedores para equipar a 30 aviones T-6C+ empleados en misiones de adiestramiento, reconocimiento, patrullaje, vigilancia e intercepción aérea. El programa tendrá un costo de 322.684.847 pesos mexicanos.