All for Joomla All for Webmasters
23
Dom, Abr

Brasil ultima el reemplazo de las corbetas clase Barroso por la clase Tamandaré

Brazil

Lanzada al mar en 2008, la corbeta V-34 Barroso fue terminada después de 14 años de construcción iniciada en 1994 en el Arsenal de la Marina en Río de Janeiro. Este largo plazo se debió, entre otros motivos, a la crisis presupuestaria sufrida por la Marina de Brasil en los años 90. Ahora, Brasil se prepara para sustituir a estos míticos navíos por la nueva y más tecnológica clase Tamandaré.

Concebida en torno al Sistema Nacional de Control Táctico y Armas Siconta Mk III, el navío tiene 103,4 metros de eslora, 11,4 metros de manga, un calado de 6,20 metros y desplaza 2.600 toneladas cargadas. Su tripulación está compuesta por 145/160 militares.

El sistema de propulsión es del tipo Codog (combinación de diesel y gas) y está compuesta por dos motores navales MTU 1163 TB 93 que generan un total de 16.000 HP, y por una turbina de gas GE LM 2500 de 29.500 HP.

La velocidad máxima de cada sistema es de 30 nudos para la turbina y 22 nudos para motores diesel. Con una velocidad constante de patrulla de 12 nudos, el radio de alcance es de 4.000 millas náuticas (30 días de autonomía en el mar).

La electricidad utilizada a bordo es proporcionada por cuatro motores MTU 8V 396 TE 54 y cuatro generadores Siemens de 650 KW.

Entre otras tecnologías, el Barroso tiene un Sistema de Control y Monitorización (SMC), un Subsistema de Control y Seguimiento de Propulsión y Auxiliar (Scmpa) y un Subsistema de Control de Daños (MAV), todos nacionales.

Los sensores principales de la nave son un radar de búsqueda combinada RAN-20S, un radar de superficie Therma Scanter, un radar de dirección de tiro RTN-30X y un radar de navegación Furuno FR 8252.

El sistema de guerra electrónica o MAGE, conocido como Defensor, es otra característica importante de la corbeta fabricado en Brasil. El sonar de casco es el confiable EDO-997 C, y el sistema de navegación inercial Sigma 40 INS es proporcionado por Sagem.

La Barroso está armada con un cañón 4.5" Vickers Mk-8 de doble empleo en proa; un cañón de 40 mm Mk-3 Bofors Trinity antimisiles y dispone de misiles Exocet ITL-70A (MM40 Block 1/Block 2) montado en el centro del buque.

Para la guerra ASW, el buque cuenta con lanzadores de torpedos Mk.46 del tipo Mod.400 fabricados en Brasil. Para la autodefensa, el corbeta utiliza un sistema de misiles señuelo (SLDM) capaz de propagar nubes de chaff (señuelos). Para ayudar en la adquisición y designación de objetivos en superficie y aéreos también está disponible es sistema optrónico EOS-400-10B (Saab), que se utiliza en conjunto con el Trinity y con un computador de tiro de emergencia, esta de producción nacional.

La corbeta Barroso es una evolución de la clase corbetas Inhaúma. Conserva el mismo concepto de empleo atribuido a las corbetas anteriores, pero con una mayor capacidad de acumulación de cuadro táctico.

Está diseñada para defender zonas costeras cercanas y remotas, en colaboración con otras unidades de superficie o aire, en entornos multiamenaza, con énfasis en el empleo en misiones de escolta a los convoyes y fuerzas navales en áreas donde las amenazas aéreas o bajo el agua son preponderantes.

Tanto la configuración de las armas, como la de los sensores, fueron modificadas en relación con las corbetas clase Inhaúma. Las buenas características de sigilo y maniobrabilidad se pusieron de relieve en el proyecto. El armamento se considera adecuado para un barco de su tamaño.

Ofrece facilidades de hangar y capacidades para operar un helicóptero Super Lynx AH-11B o un SH-16 Sea Hawk. Mientras que el primero utiliza el Sea Skua como misil aire-superficie, el segundo utiliza el Penguin MKIII. Ambos pueden lanzar torpedos MK-46Mod5 y cargas de profundidad Mk.9.

El futuro

Actualmente, la Marina de Brasil está estudiando sustituir a la clase Barroso por una serie de al menos cinco barcos de la clase Tamandaré (que se construirá en Brasil). El motivo es que los Barroso no son navíos tecnológicamente avanzado en términos de sensores y capacidades de la guerra naval moderna.

Sin embargo, su proyecto corrigió muchos problemas encontrados en las unidades de clase Inhaúma y allanó el camino para la creación de una fuerza moderna de corbetas actualmente en gestación. (Roberto Caiafa / INFO DEFENSA)

08/03/2017
Nuestromar.com