All for Joomla All for Webmasters
25
Jue, May

IA-63 Pampa, el halcón que custodia los cielos de Argentina

Argentina

Serena y fiel como los colores de la bandera Argentina, el IA-63 Pampa es una aeronave con un estilo y diseño que demuestran la capacidad de la industria militar del país.

El IA-63 Pampa es un avión biplaza de entrenamiento y con capacidad de combate, diseñado a finales de los años 70 por la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). Es un avión puramente argentino de unas características y un planteamiento diferentes a las de las aeronaves que estamos acostumbrados, con un desarrollo que continúa a día de hoy y que vamos a ver a continuación.

1. Defensor de Argentina

Aunque la versión de entrenamiento no porta armas, el IA-63 Pampa, puede ser equipado para la lucha como un avión de ataque ligero.

En ese caso, puede portar cohetes LAU-61/A y ARM-657A, junto con 114 kilogramos de bombas Mk-81 y 227 kilogramos de bombas MK-82. También dispone de una ametralladora de 12.7 milímetros Pod-Colibrí. Es un arsenal ligero pero acorde con el planteamiento estratégico requerido por los mandos argentinos: un avión liviano, barato, dedicado al entrenamiento de pilotos pero con capacidad de combate.

La longitud del biplaza es de 10,90 metros de largo por 4,29 metros de alto, con una envergadura alar de 9,68 metros. Gracias a sus motores turborreactores Garrett TFE731-2-22N, el IA-63 Pampa, puede alcanzar una velocidad máxima de 818 kilómetros/hora con un alcance de 720 kilómetros.

El peso total del IA-63 Pampa con el armamento completo, es de 3,8 toneladas gracias a su fuselaje resistente y liviano, compuesto de una aleación de aluminio y titanio.

La cabina de cristal es de gran calidad y proporciona una buena visibilidad al piloto y copiloto del avión de combate. Como mecanismos de eyección, para la salvaguarda de los pilotos, poseen sillas Martin-Baker Mk10.

2. IA-63 Pampa III

En el 2010, el Ministerio de Defensa de Argentina ordenó la construcción de 18 aviones de entrenamiento Pampa III con el objetivo de alcanzar el número de 40 aviones de entrenamiento y 22 de ataque ligero para el 2017.

El IA-63 Pampa III es un proyecto que conserva gran parte del diseño original de la anteriores versiones del IA-63 Pampa, aunque con mejoras sustanciales que vamos a ver a continuación.

En primer lugar, el cambio de diseño de la cabina de cristal del IA-63 Pampa, que estaría a cargo de la empresa israelí Elbit Systems. Aparte, la aviónica de la aeronave será fabricada por empresas estadounidenses y europeas.

Otra mejora destacable es la sustitución de las sillas de eyección Martin-Baker Mk 10 de origen británico, por otras de fabricación rusa de tipo K-36 LT, a cargo de la empresa Zvezda.

Por último, se aumentará su arsenal, pudiendo transportar misiles guiados y bombas de hasta 700 kilogramos en total.

 

3. Desarrollo Militar Argentino

Aparte del uso nacional que puede dársele, el IA-63 Pampa, especialmente su última versión, pueden servir de estímulo para la industria militar argentina que tiene proyectos muy originales pero que, por diversos motivos, no se llevan a cabo, o se hacen de forma parcial.

Las capacidades de exportación que tiene el IA-63 Pampa III son bastante amplias por lo que, se puede garantizar una amplia rentabilidad económica a la aeronave a la vez de conseguir clientes para proyectos futuros.

 

4. Futuro del Proyecto Pampa

Debido a la situación económica que experimenta la empresa FAdeA, con una falta acuciante de fondos y múltiples proyectos aparte del Pampa III, (modernización del IA-58 Pucará y el entrenador básico IA-100) existe el riesgo de que el Pampa III no entre en servicio activo en el 2017 como se tenía planteado.

Incluso, se ha barajado la posible renuncia del director Ércole Felippa, sino se ve en poco tiempo resultados concretos. Miembros de FAdeA a su vez, han acusado al Gobierno de no proveer de fondos para que el proyecto llegue a la luz.

Mientras tanto, ¿qué será del halcón de Argentina?. El futuro nos los dirá.

Por Argelio García

06/05/17
mundo.sputniknews.com