All for Joomla All for Webmasters
25
Sáb, Nov

Pilotos de caza realizan vuelo solo

Argentina

La Fuerza Aérea informa, que se realizó en la IV Brigada Aérea de “El Plumerillo”, Provincia de Mendoza, la Ceremonia del “PRIMER VUELO SOLO” de los Oficiales que realizan el curso de pilotaje en aeronaves IA-63 PAMPA II de la Institución, en la especialidad de Pilotos de Caza.

El acto fue presidido por el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier General (VGM) Enrique Víctor Amrein, acompañado por el Jefe de Adiestramiento y Alistamiento, Brigadier Mayor Oscar Charadía; el Jefe de la IV Brigada Aérea, Comodoro Gabriel Bagatello; autoridades civiles y militares e invitados especiales.

En esta oportunidad, efectuaron su primer vuelo solo y recibieron sus respectivos distintivos, los aviadores de combate que cumplieron las etapas que se realizan en el sistema de aviones Pampa, como parte del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC), dentro del Grupo 4 de Caza.

El Comodoro Claudio Loveira, Jefe del Grupo 4 de Caza, destacó en su discurso la importancia del Vuelo Solo, al afirmar: “puesto que para el hombre y su máquina se amalgamen y puedan cumplir una operación aérea, un innumerable proceso de tareas, recursos materiales y personal, se hallan en acción constante, aportando lo necesario e indispensable para que la Fuerza Aérea cumpla su misión”.

Los citados aviadores que forman parte del CEPAC, tradicionalmente conocido como CB2, fueron seleccionados entre los flamantes aviadores militares, egresados de la Escuela de Aviación Militar, para recibir la instrucción académica y de vuelo, que les permitirá aspirar en el futuro, integrar uno de los escuadrones de combate operativos de la Fuerza Aérea Argentina.

Formados por instructores que fueron elegidos de los escuadrones de combate de la institución, debido a la capacidad y experiencia adquirida durante su carrera en operaciones propias o comisiones de intercambio con escuadrones de instrucción de otras naciones, los nóveles pilotos de caza del IA-63 Pampa II, deben alcanzar durante la cursada el máximo de sus capacidades, condición indispensable requerida para comandar este tipo de aeronaves.

A lo largo de la tradicional ceremonia, los flamantes aviadores, recibieron sus respectivos diplomas, pañuelos y los escudos que pasan a identificarlos de manos de sus instructores, para luego realizar un emotivo brindis con las autoridades presentes y recibir las felicitaciones de familiares y amigos presentes en el lugar.

Texto e imágenes: Prensa Fuerza Aérea Argentina

11/05/17

Zona-militar.com