All for Joomla All for Webmasters
19
Mar, Sep

El rompehielos Almirante Irízar dejó el CINAR para navegar en aguas profundas rumbo a Puerto Belgrano

Argentina

El Ministerio de Defensa informó que el rompehielos ARA Almirante Irízar partió del Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR) para realizar una navegación en aguas abiertas rumbo a Puerto Belgrano, donde se realizará su carenado.

"Estamos muy contentos con esta nueva navegación del Irízar y con que pueda salir a hacer las pruebas de mar. Si esto sale todo bien, al igual que las pruebas de hielo que se harán posteriormente, vamos a poder decir que está en condiciones para que este verano pueda hacer la Campaña Antártica", expresó Martínez al término de la recorrida por el rompehielos.

El emblemático buque de la Armada Argentina realizó en abril último su primera navegación de ajuste de su planta, tras ser sometido a reparaciones y reconstrucciones luego del incendio que en 2007 lo dejó inactivo durante diez años.

El titular de la cartera de Defensa destacó la importancia de que el Rompehielos Irizar esté en actividad: "Es uno de los barcos más importantes de la Armada, un barco insignia que tiene capacidad de ser un buque polar, un rompehielos con capacidad de logística".

"Son muy pocos en el mundo los que tiene esta tecnología y esta capacidad científica que se ha adquirido en ésta última modernización, así que estamos muy confiados en que pueda navegar en nuestra Antártida", concluyó Martínez.

La navegación en aguas abiertas iniciada hoy es una de las pruebas que el rompehielos debe pasar luego de las tareas a las que fue sometido en el astillero Tandanor que, junto al Almirante Storni, integra el CINAR.

Las pruebas, que deben realizarse en aguas superiores a 50 metros y bajo ciertas condiciones de mar y viento, servirán de preparación para las pruebas SAT -Sea Acceptance Test - o Pruebas de Mar, que medirán la performance y la maniobrabilidad del buque.

El equipo de profesionales de Tandanor, junto con la tripulación de la Armada Argentina que viaja a bordo, simulará los tipos de marcha requeridos en los distintos modos operativos del rompehielos. También testeará el funcionamiento de la cubierta de vuelo en su totalidad, probará las tapas de escotillas (bodegas), el sistema de De-ícing, las cortinas de hangar, las luces de helipuerto, al tiempo que se realizarán maniobras de hangarado con helicópteros.

Por último, los técnicos continuarán con los ajustes de la planta propulsora para optimizar su rendimiento - su respuesta y eficacia - y su correlato con la planta generadora. Una vez que arribe a Puerto Belgrano, el Almirante Irízar será sometido a las tareas de carenado.

Fuente: Ministerio de Defensa Argentino

08/08/17

DEFENSA SUR