All for Joomla All for Webmasters
23
Mié, Ago

Se efectuó una aeroevacuación médica desde la base antártica Orcadas

Argentina

En la mañana del 29 se llevó a cabo una aeroevacuación médica del Suboficial Segundo electricista Héctor Ariel Bulacio, perteneciente a la dotación de la base antártica permanente Orcadas, de la Armada Argentina y dependiente del Comando Naval Antártico.

Las condiciones meteorológicas permitieron concretar la aeroevacuación del Suboficial Bulacio quien sufrió una fractura expuesta de fémur en su pierna derecha y otra fractura en pierna izquierda.

Inicialmente fue atendido de urgencia por el médico de la dotación de la base, estabilizándolo y medicándolo. A pesar de la rápida aplicación de los primeros auxilios, médicos especializados del Hospital Naval Buenos Aires “Cirujano Mayor Dr. Pedro Mallo”, al efectuarse una interconsulta por videoconferencia, aconsejaron su evacuación al continente para posterior intervención quirúrgica.

La aeroevacuación médica se realizó con un avión DHC-6 Twin Otter de la base antártica permanente Marambio de la Fuerza Aérea Argentina. La unidad decoló hoy a las 6.45 y sobrevoló durante tres horas los 720 km que distan ambas bases, para aterrizar en una pista de emergencia señalizada por la dotación de la base Orcadas en un glaciar de la isla, siendo la primera vez que un avión aneviza en la isla. Luego de haber hecho combustible, el Twin Otter aeroevacuó al Suboficial Bulacio con la atención de un médico de la Fuerza Aérea Argentina a bordo, aterrizando nuevamente en Marambio a las 15.10.

A las 15.30 un avión Lockheed C-130 Hércules de la Fuerza Aérea Argentina decoló de Marambio y sobrevoló 1230 km trasladando al paciente hasta Ushuaia, ciudad a la que arribó a las 18.15. Allí será intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional, para lo cual previamente personal del Comando del Área Naval Austral había coordinado con el Hospital Naval y Regional de Ushuaia todo el protocolo médico de recepción de rigor –ambulancia de alta complejidad, médicos especialistas, dadores de sangre, entre otras previsiones–. A su vez, se había coordinado con el Hospital de Río Gallegos como alternativo en caso de malas condiciones meteorológicas en Ushuaia.

Como acciones complementarias, el mismo avión C-130 Hércules había decolado ayer por la mañana desde Río Gallegos, para realizar en condiciones marginales de meteorología, tres aerolanzamientos de botellones de oxígeno, medicamentos e insumos médicos provistos por la Dirección de Sanidad a través del Hospital Naval Ushuaia y realizar una inspección visual con un oficial antártico del Comando Naval Antártico y una glaceóloga del Servicio de Hidrografía Naval, para determinar la mejor superficie a implementar por la dotación de la base Orcadas como pista de aterrizaje de emergencia.

Asimismo, desde la Base Naval Ushuaia, el miércoles pasado por la noche había zarpado el aviso ARA “Islas Malvinas” –con capacidad polar pero no rompehielos–, dependiente del Comando del Área Naval Austral, con médico especializado embarcado e instrumental médico, arribando ayer por la noche al norte de la isla Laurie, donde se encuentra instalada la base, en cercanías del campo de hielo que se extiende a 110 km de la costa, lo que impedía hacer la evacuación vía marítima.

Por otra parte, se había coordinado y siempre estuvo a disposición para cualquier requerimiento y apoyo, el buque polar de investigación norteamericano “Laurence M. Gould”, con asiento en la base antártica permanente Palmer, de Estados Unidos, como muestra de la fraternidad antártica.

El Suboficial Segundo Bulacio se encuentra consciente, estabilizado y ha estado en permanente contacto con sus familiares directos a través de videollamadas por Skype. Es de la localidad de Quilmes, tiene 38 años, está casado y tiene tres hijos. Asimismo, se les gestionó a los familiares directos el transporte por avión a Ushuaia y alojamiento en la Base Naval Ushuaia, para acompañamiento del familiar durante la intervención quirúrgica y postoperatorio.

Orcadas este año

Desde el 22 de febrero de 1904, la Argentina está presente en el continente blanco con la creación de la base antártica Orcadas a cargo de la Armada Argentina. Su presencia ininterrumpida desde esa fecha se apega a la misión de brindar apoyo logístico y efectuar el mantenimiento para el desarrollo de la ciencia.

La dotación 113 de la base Orcadas, que se encuentra realizando el período de invernada 2017/18, está conformada por 17 personas, de los cuales 12 pertenecen a la Armada Argentina –entre oficiales y suboficiales–; tres a la Fuerza Aérea Argentina, quienes cumplen funciones para el Servicio Meteorológico Nacional; y dos agentes civiles guardaparques de la Dirección Nacional del Antártico, uno de ellos mujer.

Antártida –

29/07/17

gacetamarinera.com.ar