All for Joomla All for Webmasters
17
Mar, Oct

OPVs: La Argentina suspendió diálogo clave con Francia

Argentina

El Ministerio de Defensa suspendió la reunión de intercambio estratégico con su homólogo de Francia. Las tres jornadas de debate que arrancaban hoy en el edificio Libertador quedaron huérfanas de la contraparte francesa. Igual camino siguió el encuentro bilateral entre Estados Mayores de ambos países que se preveía desarrollar en coincidencia con la reunión de los funcionarios políticos.

La Argentina tras la asunción de Cambiemos recuperó estas conversaciones que se habían mantenido congeladas durante la administración Kirchner. Ángel Tello, exsecretario de Estrategia y Asuntos Militares, asistió en setiembre de 2016 a la última reunión que se celebró en París y se pautó la siguiente para 2017, ahora cancelada. Francia mantiene este tipo de intercambio de alto nivel sobre escenarios globales de interés mutuo sólo con algunos países de la región por caso Brasil, Chile y Perú.

La vuelta atrás es consecuencia de un cambio en las reglas de juego que motorizó la secretaría de Coordinación de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete sobre la compra de 4 buques de patrulla de origen francés. Esa decisión disparó una dura queja formal, hubo una llamada telefónica y una carta de la ministra francesa Florence Parly a Oscar Aguad. La misiva aún no fue respondida. Aguad junto a Horacio Chichizola y José Vila, recién llegado al área específica, la subsecretaria de Asuntos Internacionales, cavilan su contenido.

Macri en sucesivas reuniones de seguimiento de Defensa dio el aval al proyecto de compra de navíos franceses según afirmaron a este diario fuentes de la anterior gestión radical del ministerio.

La tensión se trasladó también a las cancillerías (se sabe que Jean-Yves Le Drien hizo lo propio con Jorge Faurie). Le Drien y Faurie se conocen. El primero fue ministro de Defensa cuando el segundo ocupaba la embajada argentina en Francia.

En el lenguaje de la esgrima diplomática se diría que el vacío en la reunión estratégica de Buenos Aires es sólo una muestra para enderezar el trámite comercial por los navíos. Hay otras áreas de injerencia más sensible como la de contar con Francia para el acuerdo Mercosur-UE o la aspiración criolla de integrar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) entre las más actuales. Claro, hay que cumplir estándares muchas veces repetidos por Mauricio Macri; "Lo que esperan de nosotros es que seamos creíbles, confiables y predecibles. Tenemos que entender que no podemos apostar más al atajo porque en el largo plazo vamos a salir perdiendo. Lo que históricamente nos faltó fue entender el valor del cumplimiento, de la palabra, de asociarnos entre nosotros y con el mundo entero. Eso es lo que decidimos cambiar".

La negociación entre los dos gobiernos por la compra de 4 buques OPV (sigla inglesa de Ocean Patol Vessel) de la clase L´Adroit había llegado a la instancia del contrato comercial. Sólo faltaba el visto bueno del documento en la oficina de Legales del Ministerio de Defensa, una formalidad de práctica. En ese estado de tratativas, Roberto Martin, coordinador de Gestión Estratégica de la Jefatura de Gabinete, presentó a la Armada Argentina un proyecto del astillero privado español Gondan.

La moción ocurrió cuando la Armada ya había culminado el proceso de selección tras un concurso de precios entre oferentes estatales internacionales. Ganó Naval Group, el astillero estatal francés (exDCNS), ofreció financiar el ciento por ciento de un contrato por 360 millones de euros, con 5 años de gracia, a tasa soberana. Una de las condiciones dispuesta por Defensa durante la gestión de Julio Martínez para la renovación de equipamiento en las tres fuerzas era que se canalizaran en un marco de "Estado a Estado" para evitar intermediarios y mejorar las condiciones de financiamiento.

Desde la oficina de Gestión Estratégica de la Jefatura de Gabinete a principios de agosto se comunicaron ciertas directivas a la secretaria de Servicios Logísticos de Defensa, Graciela Villata y a la Dirección de Material de la Armada, que resumen la modificación de las reglas de juego a una negociación ya encausada y culminada con los franceses. Palabras más o menos, decían, Gondan puede ofrecer similares condiciones de financiamiento que Navantia (n.r. el astillero estatal español que concursó y perdió) pero requiere una carta del Ministerio de Defensa para presentarla a las entidades financieras; al ser una empresa ciento por ciento privada no podrían calificar en un acuerdo G to G (Gobierno a Gobierno), vamos a validar su hipótesis con SIGEN; validar con Cancillería y Jefatura de Gabinete la posibilidad de cambiar de país proveedor dado el avanzado estado de negociación con Francia.

Por Edgardo Aguilera

26/09/17

Ambito.com