All for Joomla All for Webmasters
17
Mar, Oct

El Gobierno busca enfriar el enojo de Francia por la cancelación de una compra

Argentina

El Gobierno negocia una salida elegante y amigable al conflicto diplomático surgido con Francia por la suspensión aquí de negociaciones que apuntaban a la compra de 4 Ocean Patrol Vessel, buques que se necesitan casi de manera urgente par la patrulla marítima del país.

De acuerdo a lo que pudo saber Clarín hubo una reunión en jefatura de Gabinete con el embajador galo, Pierre Henri Guignard, y aunque el desenlace no arrojó decisiones, sirvió para limar asperezas que escalaron en los últimos días, y generaron notas de protesta a la Cancillería y Defensa, suspensión de reuniones y que el tema terminara en Presidencia, de donde hecho salió la restricción a las negociaciones que estaban en danza.

Estos representaban unos 360 millones de euros para el presupuesto del Ministerio de Defensa en una compra de Estado a Estado, y que fue suspendida cuando el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, secretario de Coordinación de Políticas Públicas, apareció ofreciendo un astillero español Gondan, que ofrecía los buques un 30% más baratos y además ofrecía fabricar dos de los cuatro en Argentina con mano de obra local.

Sin embargo el tema de los barcos que se iban a comprar a Francia tiene varias aristas. Una de ellas es la restricción en general del presupuesto nacional en distintos ministerios. Defensa es uno y hoy mismo había el sindicato que actúa en la Fábrica de Aviones Brigadier General San Martín denunció que se esperan unos 150 despidos.

Con respecto a los 4 patrulleros marítimos de tipo L'Androit de Francia ya había sido tema de conversación durante la visita del ex presidente Francois Hollande en febrero de 2016, apenas asumió Mauricio Macri el poder. Desde entonces hubo numerosas conversaciones entre el equipo del ex ministro de Defensa Julio Martínez, la Armada y su contraparte francesa en Buenos Aires y en París. En Presidencia dijeron a Clarín que no hubo un sólo papel firmado con los franceses que comprometiera la compra de manera legal, pero sí palabras. Los franceses son líderes en equipamiento militar, de control, como bélico.

Por otro lado, el Gobierno sigue adelante con la idea de destinar un presupuesto a la compra de repuestos para poner a punto unos cinco aviones Super Etendard, que tiene estacionados y sin uso. Sin embargo no seguirá en marcha el plan del ex ministro Martínez y de la Armada de hacer compra de dichas aeronaves que Francia va a desechar.

Aunque, las partes lo niegan la aparición de productores de colza en Francia y Alemania que amenazan con frenar la reciente reapertura del biodiésel argentino en La Unión Europea con una fuerte baja de aranceles que obedeció a un fallo de la OMC, enojó enormemente a Buenos Aires. Esto puede escalar.

Aquí es donde entró en acción la embajada de España, que comanda Ramón Puerta. Los españoles también eran reticentes a la apertura al biodiésel argentino, pero la llegada de Macri al poder y las gestiones de Puerta dieron vuelta por completo la postura de Madrid. En ese ir y venir fue que aparecieron los españoles del astillero Gondan, que es mucho más chico que lo que ofrece el Estado francés. Los chinos también quieren entrar en el negocio, pero esto no fue un problema, sino que el gobierno diera de baja a los franceses y evaluara una licitación para elegir al más barato, lo que ahora se descarta. La negociación sigue.

En la última cumbre del G20 de Hamburgo, Macri se iba a reunir con el presidente Emmanuel Macron. A último momento París anunció que había muy poco tiempo y al final hubo un saludo del que no trascendieron fotos. Macron saludó recientemente a Gabriela Michetti durante el viaje de la vicepresidente a las Naciones Unidas.

Por Natasha Niebieskikwiat

28/09/17

Clarin.com