All for Joomla All for Webmasters
23
Jue, Nov

Transporte busca quitar el control de la Base Aérea de El Palomar a la Fuerza Aérea

Argentina

El desembarco de las aerolíneas “low cost” no solo ha afectado al mercado aerocomercial argentino, sino también a la Fuerza Aérea Argentina y a todo el contexto de la aviación civil y militar en el país. Bajo la promesa de inversiones millonarias, mejoras de conectividad y desarrollo regional, estas compañías tanto nuevas como filiales de otras grandes operadoras mundiales han tenido consecuencias de todo tipo.

Desde Zona Militar hace tiempo realizamos el análisis de esta cuestión, el atractivo de los salarios ofrecidos para pilotos y personal técnico puede resultar irresistible para quienes se encuentran frustrados profesionalmente y mal remunerados en un contexto donde se le encuentran mayores capacidades secundarias a la Defensa que realmente las que le corresponden. Si bien la migración de pilotos militares al mercado civil también responde a una tendencia global en la actualidad.

Boeing B-737-800 de Flybondi. La low-cost local será una de las principales beneficiadas a la hora de explotar El Palomar. Imagen vía Aviationews

Las aerolíneas “low cost” junto con el ministerio de transporte habían comenzado a plantear la necesidad de aeropuertos alternativos a la concentración del trafico nacional y de cabotaje en el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires, como en el aeropuerto internacional de Ezeiza. La Base Aérea de El Palomar, hogar de la aviación de transporte de la Fuerza Aérea Argentina se volvió una interesante posibilidad debido a las características de acceso, las instalaciones, espacio y características de su pista. Recordemos que en muchos casos, estas aerolíneas operan por precios muy económicos en Europa y Norteamérica desde aeropuertos principales así como secundarios.

Entonces hubo un avance en acuerdos entre la Fuerza Aérea, el Ministerio de Defensa, la administradora Aeropuertos Argentina 2000 y representantes de estas aerolíneas, particularmente FlyBondi. El acuerdo original contemplaba la cesión de una parte de la base aérea donde se construirían las instalaciones y se mejoraría el acceso a la misma para poder instalar una plataforma desde donde tendría base esta nueva terminal. El beneficio militar de esta cesión parcial seria en la mejora y constante sostén de las instalaciones, pista y capacidad de control aéreo ante la nueva demanda operativa. Es común a nivel mundial, el uso compartido entre la aviación comercial y militar de distintas bases aéreas.

Vale reconocer que buena parte de la Base Aérea se encuentra fuera de uso y sobre las plataformas se encuentran muchos de los restos de aeronaves ya desprogramadas por la FAA, es más, recientemente se hizo públicamente el llamado a remate de las células de los aviones Boeing 707, último transporte estratégico de la fuerza e incluso el avión matricula VR-71, la plataforma de Guerra Electrónica (ELINT) de mayor capacidad que haya contado la FAA.

Más allá de los acuerdos ya firmados, el Ministerio de Transporte con Guillermo Dietrich a la cabeza, ha redoblado la apuesta con la intención de quedarse con la base aérea directamente en lugar de una cesión parcial. Con un marcado rechazo y disgusto en la Fuerza Aérea por esta intención, la misma contaría con el apoyo del Jefe de Estado Mayor Conjunto (EMCO), Teniente General Bari del Valle Sosa. Interrumpido el plan inicial, el cual contaba con el visto bueno de las partes, se impuso una nueva estrategia que marcha en contra de la misma actividad militar de la base. Se tiene prevista la apropiación de la terminal de pasajeros ,construcción de plataformas en la zona deportiva de la E.N.E.T. nº 1 y construcción de playas de estacionamiento. Esta obras implicarían la destrucción de zonas de servicios de la Brigada tales comos son los hangares 7 y 8 (este ultimo con capacidades para trabajo de mantenimiento de C-130), la pileta de natación, quincho y cancha de paleta.

No es menor el caracter historico de la base en si misma, las obras implicarian la tala de la arboleda plantada 105 años atras, en 1912, por los pioneros de la entonces Aviacion de Ejercito y de lo que luego seria la Fuerza Aerea Argentina. Un cachetazo a la propia identidad de la fuerza

Hércules de la FAA en la plataforma de vuelo de la I Brigada Aérea El Palomar. Esta imagen pronto podría ser solo un recuerdo. Créditos: Leandro_88 - ZonaMilitar.com

No es la primera vez en el ámbito militar que existieran inconvenientes entre los estados mayores de las FF.AA. y el Jefe del EMCO o entre sí debido a intervenciones del mismo. Del Bari Sosa es considerado muy motivado políticamente y esforzado en ser un “buen alumno” frente a los pedidos de ajuste, recorte y reestructuración en las FF.AA.

De concretarse esto, la Fuerza Aérea Argentina continuaría perdiendo capacidades ahora en el transporte y sostén de los C-130 “Hércules”, por lejos el sistema más crítico y demandado de las FF.AA. Con inconfundible presencia tanto en transporte aéreo, apoyo a la comunidad, abastecimiento antártico y en operaciones de combate o de búsqueda y rescate sobre el mar. La inminencia de esto puede ser crítica considerando el interés y los anuncios de parte de FlyBondi de comenzar a operar en El Palomar tan cerca como el próximo mes de Noviembre, con una pronta entrega de las aeronaves que va a estar utilizando

Imagen de portada: Pasaje aéreo durante la Ceremonia por el 31º Aniversario de Bautismo de Fuego de la FAA. Créditos: Leandro_88 - ZonaMilitar.com

Por Federico Luna

26/10/17
Zona-militar.com