All for Joomla All for Webmasters
22
Lun, Oct

Jefe aeronáutico desmiente que se oponga al avance de las “low cost”

Argentina

El jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, ordenó desmentir artículos periodísticos publicados ayer que mostraban una oposición de la fuerza a la incorporación del aeródromo El Palomar -asiento de la I Brigada Aérea desde donde operan los C-130 Hércules- al Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA).

Esta decisión de usar las instalaciones militares de la base El Palomar, iniciativa que empujó Guillermo Dietrich, para la operación de las empresas "low cost", entre ellas Flybondi" y Norwegian Air fue comunicada el martes pasado a través del Decreto 1092/2017, que se publicó en el Boletín Oficial con la firma del presidente Mauricio Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El decreto establecía que la incorporación de El Palomar al SNA es un "instrumento para el desarrollo" del país y colabora con la expansión del mercado aerocomercial.

Antes de su publicación, la Fuerza Aérea, con la firma del brigadier Amrein, había emitido una nota fechada el 3 de noviembre con una opinión que ponía en tela de juicio la iniciativa. Ese documento fue elevado al ministro de Defensa, Oscar Aguad, con copia al secretario de Asuntos Militares, Horacio Chiguizola, a la Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo (DNCTA) y al ORSNA.

Entre las observaciones se decía que:

El Palomar no es un aeropuerto tal como sugiere el ORSNA (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos), sino un aeródromo público que se encuentra dentro del predio de una unidad militar integrante del Sistema de Defensa Nacional;

la transformación de la base en una terminal aerocomercial será grave para el mantenimiento de las capacidades logísticas de la fuerza;

se deberían diferenciar claramente las actividades aeronáuticas civiles y militares para no suscitar problemas operativos;

los predios que van a usarse en el proyecto no están en condiciones (n.r. para utilización comercial) porque el Hangar Nº 7 está siendo usado para la puesta en servicio de la aeronave Hércules y es el único espacio habilitado para esa tarea.

El párrafo final del texto de opinión rubricado por el jefe Amreim exhibía sin tapujos que la iniciativa impulsada por Dietrich avanzaba sobre atribuciones que correspondían al ministro Aguad y al presidente Mauricio Macri. Decía "si bien el titular del dominio del predio e instalaciones en análisis es el Estado Nacional (Ministerio de Defensa-FAA), el jefe de Estado Mayor General de la FAA no tiene atribuciones para consentir per se que la I Brigada Aérea Aeródromo Palomar pase a formar parte del Sistema Nacional de Aeropuertos debido a que dicha Unidad Forma Parte del Sistema de Defensa Nacional siendo el comandante en jefe de las FFAA y el MINDEF quienes dictan las políticas del Área".

La gacetilla institucional publicada ayer por los aviadores militares dice que "la Fuerza Aérea es categórica al expresar que no se opone al uso compartido, sino que se ha considerado necesario, que se determinen las jurisdicciones civiles y militares, en virtud de garantizar el normal funcionamiento de ambas actividades".

Y continúa aclarando que hay casos similares de larga data en aeropuertos de las ciudades de Mendoza, Villa Mercedes, Río IV, Tandil, Paraná, Reconquista, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos y en la Base Aérea Militar Morón.

Puertas adentro de la Base El Palomar se muerden los labios porque critican que se tomen edificios e infraestructura militar cuando bien podría desarrollarse todo el conjunto edilicio nuevo para uso aerocomercial en el sector oeste de la pista de aterrizaje. El traslado o mudanza de talleres, bancos de prueba, grupos logísticos y demás enseres atinentes a los aviones de transporte C-130 Hércules para dejar lugar a las "low cost" no será barato. ¿Quién va a asumir el costo?, es un dato no aclarado.

Por Edgardo Aguilera

28/12/17

Ambito.com