All for Joomla All for Webmasters
26
Sáb, May

Informe secreto reveló el grave estado del equipamiento militar

Argentina

Un mes antes del traspaso del Gobierno kirchnerista a los recién llegados del macrismo quedó asentado en un documento secreto la "severa degradación del estado de alistamiento operativo" de las Fuerzas Armadas.

La nota oficial, archivada en oficinas del teniente general Bari del Valle Sosa, fue producida por el entonces jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Luis María Carena y dirigida al ministro saliente Agustín Rossi. La descripción, fechada el 10 de noviembre de 2015, corresponde al estado en que se encontraba el Instrumento Militar de la Defensa, -así se define al aparato integrado por todas las unidades del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea-, según el Plan de Capacidades Militares (Plancamil 2011), en vísperas de la asunción de Macri.

Ese Plan de carácter secreto es la piedra fundamental que usa el Poder Ejecutivo (el presidente de la Nación en su rol de comandante en jefe de las FF.AA.) para emitir la Directiva de Política de Defensa, cómo deben emplearse las fuerzas para el cumplimiento de la misión establecida en la Constitución Nacional.

La importancia del Plancamil 2011 aún en vigencia es que revela el estado y situación de los medios y las previsiones de renovación, reparación, mejoras y mantenimiento en el período de 2012 a 2016.

Dice el general Carena en su informe "... En ese sentido se contemplaba para el primer quinquenio (2012-2016) una etapa de estabilización del Instrumento Militar de la Defensa Nacional, con la finalidad de producir una progresiva recuperación de las capacidades degradadas". ... "Se preveía que para el año 2016 se habrían recuperado, modernizado y obtenido TREINTA Y SIETE (37) sistemas de armas"... "...Además, para completar tal previsión se programaron SESENTA Y OCHO (68) proyectos con Inversión de la Defensa (PID) considerados prioritarios para ser desarrollados en dicho quinquenio."... De los estudios realizados por este Estado Mayor Conjunto se observa el cumplimiento de DOS (2) proyectos de los SESENTA Y OCHO (68) previstos para el primer quinquenio"

Y agrega más adelante: "Comparando esta situación con lo informado por las Fuerzas a fines de 2014 y su actualización a octubre de 2015, surge una disminución en la cantidad de proyectos que se van a cumplir a finales del quinquenio lo que impacta directamente en la cantidad de sistemas de armas a desarrollar". Más claro, el alto oficial ya advertía a la dirigencia política del ministerio que no se habían alcanzado los objetivos de inversión ni de reequipamiento.

Lista

Se sabe que en la lista estaban, por caso, la incorporación de un buque de apoyo para rescate de submarinos, el reemplazo de los aviones supersónicos Mirage, la provisión de vehículos blindados multirueda, la incorporación de patrulleros oceánicos, etc.

La asunción de Macri no modificó la matriz de caída libre hacia la indefensión del aparato militar criollo. Uno supondría que el contenido de la pieza redactada por el extitular del Estado Mayor Conjunto fue parte de la información que recibieron los sucesores de Rossi: Julio Martínez y Oscar Aguad y elevada a la Presidencia. En dos años de gestión Macri sólo autorizó la compra de aviones de entrenamiento para la Fuerza Aérea, un compromiso político con los Estados Unidos. Frenó la adquisición de patrulleros oceánicos de origen francés por controversias de intereses económicos con el Gobierno de Macron y confirmó que no habrá renovación de aviones supersónicos para la Fuerza Aérea.

El teniente general Carena finaliza su informe con dos párrafos lapidarios: "Lo expresado (n.r. falta de inversión) impacta en los sistemas a mantener o recuperar por una superior exigencia en los mismos, lo que deviene en una degradación severa del estado de alistamiento operativo de los medios e implica que para revertir esta situación se requerirá un esfuerzo financiero superior al previsto". "La degradación producida por la operación de sistemas más allá de su ciclo de vida útil entraña no sólo altos niveles de riesgo operativo, sino también de riesgo patrimonial y posibilidad de daños en las personas y en los bienes propios o de terceros". El naufragio del submarino ARA San Juan parece retratarse en las advertencias que hizo Carena. En el mismo andarivel se ubica la operación de la escuadrilla de aviones A4-AR previstos para el control del espacio aéreo durante la sesión del G-20. Carecen de repuestos para un sistema clave que hace a la seguridad del piloto, el asiento de eyección.

Por Edgardo Aguilera

16/04/18

Ambito.com