All for Joomla All for Webmasters
15
Mié, Ago

Hermanos y enemigos: los galeses, en bandos opuestos durante la Guerra de las Malvinas

Argentina

La comunidad galesa en Argentina existe desde hace 153 años. Sus integrantes se consideran patriotas de la nación suramericana desde hace muchas décadas y llegaron a luchar por su país en la Guerra de las Malvinas. Fue precisamente en este conflicto armado en el que se encontraron en el bando opuesto a sus hermanos de Gales.

Sputnik habló con Milton Rhys, un excombatiente argentino de procedencia galesa que compartió con la agencia sus experiencias durante la guerra.

Para el año 1982 Argentina estaba gobernada por un Gobierno militar liderado por el presidente Leopoldo Galtieri, quien había sido designado por el llamado Proceso de Reorganización Nacional, que llegó al poder en 1976.

El servicio militar era obligatorio para todos los varones de entre 18 y 21 años y para la fecha del inicio de la guerra Rhys había completado ya más de un año de su servicio y estaba pendiente de darse de baja del Ejército.

Rhys se especializó en ser operador de radio y comunicaciones. Además, los jefes militares sabían que era bilingüe y hablaba inglés. Como resultado, lo enviaron a las Malvinas como operador de radio bilingüe. Él fue el único de su distrito militar en ir a la guerra.

Milton Rhys, excombatiente argentino (a la derecha)

"Durante casi 2 semanas nadie realmente creía que los británicos iban a venir, porque desde hacía muchos años no prestaban atención a esas islas. Finalmente me enteré de que venían de verdad, ya que yo estaba en la Casa de Gobierno donde tenía su oficina el gobernador militar [de las Malvinas], Mario Menéndez. Pude oír y ver mucha de la información que pasaba por ahí", explicó.

El entrevistado tomó parte en muchas traducciones e investigaciones sobre las unidades militares británicas, incluidas las escuchas de radio.

Según Rhys, los argentinos sabían que las tropas del Reino Unido eran muy superiores en tecnología, pero lo que le perjudicó al Ejército del país latinoamericano fue la posición de Chile, que estaba del lado de los británicos.

La Guerra de las Malvinas era muy peculiar por el hecho de que en ella los galeses luchaban tanto del lado de Argentina como del lado del Reino Unido. Los soldados argentinos de ascendencia galesa provenían de la provincia de Chubut, en la Patagonia, mientras que los galeses británicos formaban parte del regimiento de granaderos de la Guardia de Gales.

"Luego, en el transcurso de la guerra me entero que las tropas galesas que combatieron ahí tenían prohibido hablar en su idioma galés ya que sabían que podían cruzarse con 'enemigos' que hablaran la misma 'lengua celta antigua'", relató.

El excombatiente afirma que él en particular no tuvo que lidiar con ese problema.

Al tratar el tema de sus sentimientos hacia las tropas del Reino Unido Rhys dijo que nunca ha tenido dudas en cuanto a su visión del enemigo.

"Considero que ellos siempre han sido invasores tanto de nuestro territorio argentino como de otros lugares en el mundo", proclamó.

Los galeses de la provincia argentina de Chubut, donde vive Rhys, llegaron a esta parte del mundo hace más de un siglo y medio en busca de un lugar donde vivir en paz.

"Buscaron un lugar donde pudieran criar a sus hijos y ellos mismos vivir en libertad, donde pudieran conservar todas sus costumbres ancestrales, culturales, religiosas, folclóricas y hasta su propio idioma sin que nadie los venga a molestar o a prohibir", indicó.

El entrevistado dijo que durante la guerra vivió muchos momentos difíciles.

"Uno de los peores fue el día 14 de junio, cuando durante las últimas horas de bombardeo sufrí heridas producidas por esquirlas de esas bombas en mi espalda. Esos recuerdos todavía están presentes", recordó.

A su entender, la solución al problema de las Malvinas solo puede venir "de la mano de las relaciones internacionales, el diálogo y muchos años de ayudas mutuas". Sin embargo, lamentó que ya se han perdido muchos años.

"Soy de profundas creencias religiosas e igual todo hombre tiene dentro de sí todo el bien y todo el mal. Todo depende en cómo se esfuerce por cultivar uno u otro", concluyó el excombatiente.

Por Denis Lukyanov

28/07/18
mundo.sputniknews.com