All for Joomla All for Webmasters
15
Mié, Ago

Fadea nacionalizó piezas y prevé incorporar nuevos proveedores

Argentina

El Pampa III tendrá 13% de componentes locales a fin de año. La medida reduce 65% el costo de esas partes. La producción del avión Pampa III, por parte de la Fábrica de Aviones (Fadea), incluye un programa para desarrollar proveedores locales.

En el marco de un plan que comenzó hace dos años con muy poco componente local, esa unidad saldrá al mercado a fin de año con 13 por ciento de partes argentinas.

Este avión para entrenamiento avanzado y de combate liviano recibió a mediados del mes pasado la certificación por parte la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (Digamac).

Hasta ahora, la empresa estatal importaba todos los componentes desde Francia, Israel, Italia y Alemania.

Pero esta certificación incluyó la aprobación de un componente, un actuador de cúpula, que antes se importaba desde Francia y que a partir de ahora lo hará la cordobesa AOG.

En el mismo proceso están, entre otras, las firmas DTA, Hokum e Inmeba, también de esta provincia, todas Pyme de menos de 100 empleados

“La idea es tener un proceso más competitivo, que mejore la calidad del producto. Pero no se puede lograr de un día para el otro, comenzó como estrategia económica y, mientras sea técnicamente sea factible, se irá evaluando para avanzar en la nacionalización de partes”, asegura Antonio Beltramone, presidente de Fadea.

En esta primera etapa, que se cumplirá a fin de año con la entrega de los primeros tres aviones Pampa, nacionalizó 30 conjuntos de componentes, que incluye también sistemas hidráulicos, de freno y de llantas; el actuador de trim (sistema de estabilización), paneles y un acumulador hidráulico.

Economía y algo más

Un avión Pampa III tiene un valor en torno a los 12 millones de dólares. El 13 por ciento de componentes locales que está nacionalizándose, cuando era importado, tenía un costo de cercano a un millón; ahora le sale a Fadea 350 mil dólares, 65 por ciento menos.

“La producción se está reactivando. En la medida que aumente el ritmo de producción, por ejemplo a través del acuerdo sellado con la firma Paramount Group de Sudáfrica para vender en terceros mercados, se puede pensar en aumentar el componente local”, agrega el directivo.

Pero en la aviación cada sistema debe estar certificado, en su proceso de producción, su uso y funcionamiento; por lo tanto, es un programa de largo aliento.

El plan de Fadea, además de economizar, volver a traccionar el desarrollo industrial, como lo hizo en algún momento del siglo 20.

De hecho, el plan de desarrollo de proveedores incluye trabajar en forma conjunta en ingeniería de procesos con Universidad de La Plata y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

Otra idea, comenta el directivo, es que estos proveedores no se limiten al Pampa III. El plan es que también puedan participar del resto del negocio de Fadea, que es el mantenimiento de aviones civiles (las partes para Embraer y la atención de las unidades de Flybondi) y militares.

07/08/18

lavoz.com.ar