All for Joomla All for Webmasters
20
Dom, Ago

Torniquete al gasto castrense y remate de bienes por más fondos

Argentina

El gasto en Defensa se mantiene en una proporción histórica del 85% para salarios y un 15% para funcionamiento operativo. Se modificará hacia un 65% en sueldos y 35% en actividad operativa.

"Suscribo a todo, hay que unificar y reducir gastos, acostúmbrense a que no hay plata". Esas fueron las palabras de Mauricio Macri dichas en medio de la exposición que hizo el titular del Estado Mayor Conjunto (EMC), teniente general Bari del Valle Sosa. Macri dispuso hacer un estudio a través de una consultoría externa para revisar en detalle la estructura del gasto en las Fuerzas Armadas y plantear un modelo de sistema de defensa de largo plazo.

El lunes pasado a las 14.30 el general Sosa expuso el modelo de instrumento militar para los próximos años. Estuvieron presentes Mario Quintana, secretario de Coordinación Interministerial; Gustavo Lopetegui, subjefe de Gabinete; Leandro Cuccioli, secretario de Servicios Financieros; los senadores Federico Pinedo y el cordobés Ernesto Martínez; Paola Di Chiaro, subsecretaria de Asuntos Globales de la jefatura de Gabinete; el ministro Julio Martínez y los secretarios Angel Tello (Estrategia y Asuntos Militares), Walter Ceballos (Logística) y Héctor Lostri (Ciencia, Técnica y Producción), además de los coroneles retirados Hugo Pierri -subsecretario de Planeamiento Estratégico y Política Militar- y Jorge García Mantel, director de Planeamiento.

En una hora y media, Sosa dejó claro que quiere tomar el control de las tres fuerzas armadas en materia de recursos económicos, concentrar en el EMC qué y cómo se compra desde los equipos mayores, "los fierros" hasta los insumos de funcionamiento y el mando operativo. La intención de mayor "conjuntez" requiere modificaciones a leyes y reglamentos a las que Macri también adhirió.

Sosa arrancó la exposición con un ejemplo, dio otros más, de cómo se malgasta en tres estructuras que atienden una misma temática: los comandos antárticos. Hay uno por cada fuerza, amén del que tiene el propio Estado Mayor Conjunto.

Los oyentes asintieron con un movimiento de cabeza las palabras del general Sosa: "Hay que dejar uno solo, en el Estado Mayor Conjunto". Tenía otro caso que no mencionó: para qué quiere la Fuerza Aérea 5 aeródromos en Buenos Aires (Morón, Moreno, Quilmes, El Palomar, Aeroparque). Avanzó en el plano de las adquisiciones de insumos y servicios para la actividad antártica. Sugirió unificar la decisión que ayudará a mejorar precios y optimizar el proceso de compras. Ceballos, secretario de Logística, escuchaba con cierta incomodidad. Responsable de las contrataciones antárticas, quedó desplazado de la tarea de buscar aviones para pertrechar la base general Belgrano II. El ministro traspasó la tarea este año al EMC por demoras y errores burocráticos de la oficina de Ceballos.

Sosa se refirió luego a los recursos humanos y a qué formato (número y escalonamiento jerárquico) deben tener las fuerzas. Propuso lograr una estructura "piramidal" con pocos militares en los grados superiores y más en las inferiores y soldados a diferencia de la "romboidal" que prevaleció durante la gestión Kirchner, muchos jerarquizados en la cúpula. El gasto en defensa se mantiene en una proporción histórica del 85% para salarios y un 15% en funcionamiento operativo, que se modificará hacia un 65 en sueldos y 35 en actividad operativa.

"Esa es la proporción, suscribo" dijo Macri. Pasar a la realidad implicará hacer cumplir los retiros y dejar fuera cientos de contratados que subsisten en distintas capas, entre ellas los organismos de inteligencia. Nada dijo sobre esa problemática que él mismo padece en el Instituto de Inteligencia de las Fuerzas Armadas. Hay malestar en el Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Ejército porque no perciben sus haberes en término, lo hacen con 15 días de retraso. El problema surgió porque el Congreso votó y aprobó "0" (cero) en la asignación para el inciso 1.1 haberes de los agentes civiles del Ejército, un error de lectura o de tipeo (cuando la norma salió del Ejecutivo) que dejó sin sueldo al personal de planta del organismo. Sosa evitó plantear la cuestión al Presidente que debería corregir el embrollo con un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia).

A esa tensión se agrega el trato áspero del jefe del Instituto, coronel Gustavo Bianco, quien exigió cumplimiento estricto de horarios bajo amenaza de apercibimientos y recibió por respuesta "primero pague a tiempo".

Otra propuesta que gustó fue la enajenación de propiedades ubicadas en zonas bien cotizadas y la aplicación de utilidades a la operatividad. Se identificó un edificio en Puerto Madero donde en la actualidad funciona la dirección general de ciberdefensa, que se trasladará a oficinas del Ministerio ubicadas en la avenida Cabildo, sede de Fabricaciones Militares. Se mudará el Servicio de Hidrografía Naval a las instalaciones del Instituto Geográfico Militar. El viejo edificio de hidrografía de la avenida Montes de Oca se venderá. Igual destino le aguarda a inmuebles del Ejército en la calle Clay y otro en Báez, del barrio Las Cañitas, y al predio del Regimiento de Patricios que está alquilado a la cadena de hipermercado Jumbo.

Por Edgardo Aguilera

09/03/17

Ambito.com