All for Joomla All for Webmasters
25
Sáb, Nov

Las Fuerzas Armadas en liquidación (Uruguay)

Uruguay

Apenas el 41% de los aviones pueden volar y solo el 16% de los barcos sale a navegar. La situación crítica de las Fuerzas Armadas no es de ahora, pero la presentación de la Rendición de Cuentas y balance de ejecución presupuestal 2015 al Parlamento vuelve a mostrar con crudeza la realidad.

Más de la mitad de los aviones de la Fuerza Aérea no está en condiciones de volar, la flota de la Armada tiene en promedio 50 años de vida y no navega lo suficiente, los oficiales navales se buscan otra profesión más lucrativa y el Ejército pierde capacidades por falta de dinero.

En el informe enviado como anexo al proyecto de Rendición de Cuentas, la Fuerza Aérea da cuenta que se "ha logrado finalizar el pasado año con un registro de 41 % de operatividad de aeronaves", y admite que "la obsolescencia de las plataformas aéreas que posee el Uruguay —el promedio de antigüedad de flota es de más de 30 años y en las aeronaves C—130 (Hércules) más de 50 años— y la falta de capacidad en mantener stocks de repuestos críticos a disposición, exigen que los ciclos de mantenimiento deban ser estrictos en el tiempo".

Al promedio de 41% en condiciones de vuelo de toda la flota se llega explicando que la FAU tiene 85 aeronaves en total, 18 de combate (28% en actividad), 10 de transporte (40%), 14 helicópteros (36% en condiciones de volar), 20 de enlace (50%) y 23 de instrucción (48% operativas).

La situación en 2015 no ha sido menos crítica en la Armada: navegó 247 días, no alcanzando la meta establecida, que era de 265 días en el año. "La magnitud de las averías imprevistas en algunos de los buques de mayor porte, impidieron cumplir con la meta trazada. Cabe agregar que más allá que el valor se puede evaluar dentro del rango meta, el mismo es bajo en correspondencia directa con los bajos niveles del alistamiento de la flota, principalmente debido a las serias limitaciones del material que presentan las unidades con promedio de 50 años de servicio activo", informaron sus autoridades al Parlamento.

En suma, señalan que "los resultados obtenidos están muy por debajo de los óptimos para una fuerza naval (13 unidades), dando un promedio de navegación para cada buque de 21 días al año o 1,7 días al mes (no se incluyó el ROU Capitán Miranda lo que aumentaría el magro nivel). Se navegaron 25.415 millas en el 2015. Considerando que son 13 los buques disponibles, el promedio es de 1.965 millas anuales".

Las condiciones de alistamiento del material naval (la flota) es de apenas 16%.

Baja de oficiales.

En cuanto a la plantilla de oficiales, al cierre de 2015 había un total de 542 en la Armada. Esto muestra una baja sustancial respecto de años anteriores ya que, según se informa en el balance anual, en 2008 había 705 oficiales en la plantilla. En términos porcentuales la baja es de 23% entre 2008 y 2015. Pero la caída si se acortan los períodos es todavía mayor.

El asunto no es menor para las Fuerzas según dejaron constancia en la propia Rendición.

"Esto evidencia que la situación es crítica, si consideramos que el personal superior representa la estructura vertebral de la organización, y que revertir esta tendencia no va ser posible en el corto plazo", se admitió.

"Considerando que lleva cuatro años formar un oficial de Cuerpo Comando, esta tendencia a la baja no se espera poder detenerla hasta el año 2020", se agregó.

En cuanto al Ejército, el informe remitido al Parlamento señala una situación de pérdida de capacidades en las misiones de paz, algo por lo que hasta el presente los militares uruguayos han sido muy reconocidos en el mundo.

"Como es notorio y endémico, la institución se vio obligada a emplear los fondos de Organización de las Naciones Unidas como la única alternativa a su alcance para cubrir necesidades no contempladas en el presupuesto, tanto en funcionamiento como en inversión", afirmó la fuerza, para agregar que la evaluación global de la gestión muestra una tendencia progresiva de la pérdida de las capacidades para el cumplimiento eficaz de su misión en virtud de la falta de recursos económicos".

Con respecto a los principales desafíos que el Ejército se plantea para este año, el informe da cuenta de que será "un desafío" cumplir con los objetivos estratégicos "debido a recortes de los recursos asignados en el futuro presupuesto 2015—2019 ya que no se contemplan los solicitados por la fuerza en la elevación de las propuestas de la ley de Presupuesto".

Y agregó que entre las metas se cuenta "continuar procurando disminuir progresivamente aquellas actividades que desnaturalizan el propósito fundamental de la fuerza y que no están contempladas en los rubros presupuestales".

El Ejército se refiere, entre otras actividades, a las tareas de custodia de establecimientos carcelarios que le ha encomendado el Poder Ejecutivo hace años.

La rendición ingresará hoy.

Con la formalidad que le dará la sesión plenaria de la Cámara de Representantes, quedará hoy en manos de la comisión de Hacienda el proyecto de Rendición de Cuentas y balance de ejecución presupuestal 2015. En los próximos días habrá un informe del ministro de Economía Danilo Astori y luego comenzará el desfile de todos los ministros como es habitual. (Por Daniel Isgleas; El País – Uruguay)

 

20/06/16

Nuestromar.com