All for Joomla All for Webmasters
20
Dom, Ago

Armada Uruguaya se queja ante Vázquez por recursos

Uruguay

El comandante en jefe de la Armada Nacional, el almirante Leonardo Alonso, exigió al gobierno que deje de "darle la espalda al mar". Lo hizo en el marco de su discurso por el Día de la Armada y ante la presencia del presidente Tabaré Vázquez y el ministro de Defensa, Jorge Menéndez.

Alonso destacó las nuevas responsabilidades que les han sido asignadas a la Marina, como el trabajo en la ampliada plataforma marítima y en la Laguna del Sauce. "Ante este nuevo escenario de más jurisdicción y obligaciones, pero no de medios, debo asumir la responsabilidad por no haber logrado aún los recursos necesarios para cumplir con la misión de manera eficiente", se quejó.

El almirante manifestó que siente un "compromiso" por no tener "respuestas concretas a las reiteradas preguntas" sobre el futuro de la Armada Nacional como institución y como un colectivo de "servidores públicos postergados".

Señaló, además, que muchos de los "hombres y mujeres trabajadores" se encuentran "muy por debajo de la línea de pobreza" y que "a pesar de ello día a día luchan dignamente por un futuro mejor, pese a las dificultades y a la adversidad". También consideró que la "nobleza" del personal "no es medible, sólo hay que experimentarla".

En este mismo tono, el almirante dijo que el "compromiso con la patria" no es "valorado en nuestra real dimensión".

"Ante nuestros planteos y requerimientos debo decir que somos escuchados atenta y respetuosamente, pero eso no es suficiente. Necesitamos algo más", enfatizó Alonso.

Reclamos.

El jerarca planteó la necesidad de obtener "nuevos buques, helicópteros, aeronaves" y "un sistema de vigilancia costero". Dijo que estos son "materiales imprescindibles" para llevar a cabo la tarea.

"La Armada de hoy y del futuro necesita y se merece recibir la confianza, el apoyo y el reconocimiento al trabajo y esfuerzo que se está realizando desde hace un buen tiempo para corregir errores del pasado y cumplir con todas las tareas asignadas", sentenció.

El almirante dijo que el marino militar debe renunciar a "muchas cosas" durante su vida en actividad y también luego del retiro. Pese a "la permanente postergación a la familia, dedicación integral y exclusiva a la profesión en el horario y tiempo que sea necesario, no existe el pago por nocturnidad ni horas extras, no existe la acumulación de licencia no gozada ni salario vacacional". Aunque sí existe la "prohibición de tener otra actividad remunerada, prohibición de actividad política y sindical, solo derecho al voto".

Se quejó de "estar sujeto a la privación de libertad como consecuencia de la aplicación y sanciones disciplinarias, estar sujeto a movilidad dentro del territorio nacional de acuerdo a las exigencias y a las necesidades del servicio, estar sujeto a tribunales de honor, a la justicia militar y ordinaria en actividad y en retiro, estar disponible para integrar los tribunales de honor estando en situación de retiro", indicó. También cuestionó que deban pedir permiso para salir del país.

Si bien señaló que no se renuncian ni cuestionan las obligaciones de los marinos, expresó que "es de estricta justicia considerar y atender la particularidad de una profesión que no guarda relación entre obligaciones, riesgos y responsabilidades, con respecto a las magras retribuciones recibidas durante todo el servicio activo".

"Las necesidades de la Armada ya se conocen y hace un año formulábamos algunos requerimientos esenciales. Lamentablemente, la situación se ha mantenido incambiada con el agravante de que los buques están un año más viejos y que aún no podemos realizar nuestra tarea de control de áreas jurisdiccionales y salvaguarda de la vida humana en el mar de forma eficiente, al no tener la capacidad de extraer a una persona a través de un helicóptero naval, o la de abordar desde el aire a un buque navegando que no sea cooperativo y que se encuentre realizando una actividad ilícita en nuestras aguas", aseguró Alonso.

Dijo que "las misiones y las órdenes deben estar acompañadas de los medios necesarios para llevarlos acabo: humanos y materiales. Es lo que reclamo a mis superiores", concluyó.

"Seguimos estando de espaldas al mar"

"Seguimos estando de espaldas al mar", dijo el comandante en Jefe, Leonardo Alonso, y sostuvo que "si la Armada no está presente en los lugares que corresponde, alguien lo hará. Y no será para contribuir, sino para afectar nuestras riquezas, soberanía o seguridad, la cual va a en detrimento de los intereses nacionales que la Armada quiere y debe controlar y proteger, o lo que es aún peor, no poder estar en tiempo y forma cuando una o varias vidas estén en peligro como consecuencias de un siniestro en el mar", señaló.

Tras la andanada de reclamos Alonso concluyó su oratoria manifestando que asume la responsabilidad "por aquellas cosas que no hemos logrado" y agradeció a sus subalternos diciendo: "Ustedes son los verdaderos hacedores del trabajo exitoso de esta honorable Institución, con vocación de servicio y de ayuda al prójimo". (El País – Uruguay)

18/11/16

Nuestromar.com