All for Joomla All for Webmasters
22
Sáb, Sep

EE. UU. dona botes interceptores a la Armada de Colombia

Los botes tipo Defender incrementan la efectividad del cuerpo de guardacostas de la Armada de Colombia en la detención de embarcaciones empleadas en el narcotráfico. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Colombia

La Marina de los Estados Unidos entregó a la Armada Nacional de Colombia cinco nuevos botes interceptores tipo Defender 380X y un bote Apostle 410, en el puerto de Cartagena, el 20 de junio de 2018. Las embarcaciones apoyarán los esfuerzos de patrullaje marítimo en el Pacífico y el Caribe para frenar la delincuencia trasnacional. Colombia espera recibir las otras dos embarcaciones antes de que concluya el 2018.

“Los botes donados por el Gobierno estadounidense incrementarán la efectividad del Cuerpo de Guardacostas en la persecución y detención de embarcaciones empleadas en el narcotráfico y demás ilícitos en el mar, así como garantizar la seguridad humana y preservar y conservar los recursos naturales del país”, dijo a Diálogo el Capitán de Fragata Javier Bermúdez, encargado del Comando de Guardacostas de la Armada Nacional de Colombia. “Desde finales de 2016, altos mandos militares de los dos países iniciaron los procesos de planeación y aprobación de los botes”.

El Defender, construido por la compañía norteamericana Safe Boats International, es un bote veloz, resistente a la corrosión, con tecnología que incrementa su velocidad, aumenta su desempeño e incorpora una habilidad superior para realizar giros cerrados a altas velocidades. El Apostle 410 cuenta con tecnología de punta en sus sistemas de detección y un desempeño operacional superior que se adapta a las necesidades de las costas y mares colombianos; es ideal para persecuciones a altas velocidades gracias a sus tres motores.

“Ahora estamos en el traslado de las unidades a las áreas del Pacífico y del Caribe norte. Algunos [botes] van para San Andrés, nuestra área insular”, aseguró el Cap. de Frag. Bermúdez. “El plan de distribución estará concluido en agosto de 2018. Una semana después de que se cumpla ese plan, obtendríamos los primeros resultados [de las embarcaciones] contra el narcotráfico”.

La flota de botes interceptores del Comando de Guardacostas contará con 18 unidades Defender y 14 Apostle. La distribución de las embarcaciones se lleva a cabo de acuerdo a las condiciones meteomarinas imperantes en las áreas de jurisdicción de la Armada Colombiana.

Punta de lanza

“Las unidades de guardacostas son la punta de lanza que nos da seguridad marítima integral. También nos permiten tener control del mar y vigilancia para neutralizar cualquier actividad delictiva en el dominio marítimo”, destacó el Cap. de Frag. Bermúdez. “Hoy en día, tanto las organizaciones terroristas como las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico mutan y se adaptan a la misma oposición que le hacen las fuerzas militares”.

Los EE. UU. ayudan a la Armada de Colombia a ampliar su flota de unidades de reacción rápida para desarrollar operaciones de defensa y seguridad nacional en contra de las organizaciones criminales. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

El Cap. de Frag. Bermúdez indicó que en los últimos años este tipo de tecnología permitió a la Armada obtener resultados importantes. En 2017 las autoridades navales incautaron cerca de 180 toneladas de clorhidrato de cocaína.​​​​​​​

Puentes de cooperación

La interdicción marítima es el mayor mecanismo de contención del tráfico de drogas hacia los mercados mundiales. Colombia es responsable de más del 56 por ciento de las incautaciones en Sudamérica. El 90 por ciento de la cocaína que llega a Norteamérica tiene como origen Colombia, según una publicación de julio de 2017 del Centro Internacional Marítimo de Análisis contra el Narcotráfico de la Armada de Colombia.

“Estados Unidos ha sido y es el aliado estratégico más importante para Colombia en la lucha contra el crimen organizado y transnacional, a través de diferentes instrumentos y mecanismos de cooperación”, dijo en un comunicado el viceministro colombiano de Defensa para las Políticas y Asuntos Internacionales Aníbal Fernández de Soto. “Se han fortalecido y perfeccionado con el tiempo y le han permitido a Colombia ser hoy referente internacional”.

“Si nos mantenemos unidos, podemos tener resultados exitosos”, declaró en junio de 2018 el Almirante de la Armada de los EE. UU. Kurt Tidd, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), ante el Grupo de Escritores de Defensa, en Washington, D.C. “Hoy, Colombia es un aliado moderno, próspero y capaz. Los desafíos de seguridad todavía están ahí, pero ellos entienden los desafíos y están dando los pasos para superarlos”.

Los instrumentos y mecanismos de cooperación no solo se refieren al narcotráfico, también están enfocados a temas de terrorismo y atención a desastres, operaciones y ejercicios internacionales. “Este tipo de relación nos permite crear puentes de comunicación. La doctrina conjunta combinada crea protocolos de seguridad que permiten ayudar y brindar mejor seguridad a nuestra área de injerencia en el Caribe y en el Pacífico colombiano”, manifestó el Cap. de Frag. Bermúdez.

La entrega de los botes tipo Defender y Apostle se suman a otros apoyos otorgados por el Gobierno de los EE. UU. Entre ellos, están la Escuela Internacional de Guardacostas, un espacio para desarrollar destrezas de interdicción marítima y el Centro Internacional Marítimo de Análisis contra el Narcotráfico, un sitio de investigación para tener un conocimiento más profundo de la problemática del narcotráfico por vía marítima. “[Buscamos] fortalecer el apoyo con los países amigos como los Estados Unidos para que de manera conjunta y mancomunada podamos tener esa seguridad integral marítima que queremos para la región”, finalizó el Cap. de Frag. Bermúdez.

Por Julieta Pelcastre/Diálogo -

27/08/19

dialogo-americas.com