All for Joomla All for Webmasters
17
Jue, Ago

¿Reanudando los créditos militares brasileños a El Salvador?

El Salvador

A finales de 2010 el Presidente salvadoreño, Mauricio Funes, causó revuelo al anunciar su interés por adquirir hasta 10 AT29 Súper Tucanos para equipar a la Fuerza Aérea salvadoreña.

Se anotaba en la fecha que el precio de los EMB-314 había subido de 4,5 millones de dólares por unidad a precios que oscilaban entre los 8,8 y los 10 millones, por lo que se requerían entre 100 y 120 millones de dólares para llevar a cabo la transacción.

El Banco Nacional de Desenvolvimiento Social ofrecía entonces el crédito bajo condiciones preferenciales, y con tasas de interés más bajas y a plazo más largos que otras entidades financieras. Se buscaba con ello modernizar a la FAS, y darle capacidades de interdicción y de apoyo a un C4I que debía adquirirse junto a las aeronaves.

La situación creo malestar dentro de la institución armada debido a que las otras fuerzas, en peor o similar situación precaria de materiales, se veían excluidas del trato. También generó una gran resistencia política, que terminó tirando a tierra el negocio. Sin embargo, se buscó una compra de 10 aparatos funcionales, y cuatro fuselajes de repuesto, además de otros materiales, en Chile, a un costo de menos de 9 millones de dólares.

Ese mismo asunto generaría vociferante resistencia política de la derecha, solo para apagarse después que se hacía claro que el gasto lo asimilaba el Ministerio de Defensa con recursos propios. Por ello que los mismos opositores ofrecieron, ya muy tarde, reconsiderar su posición en favor de maquinas más modernas y por consiguiente a favor de un gasto más alto para satisfacer las necesidades de la FAES.

Terminadas las elecciones presidenciales, y considerando lo anterior expuesto, cabe abrir la puerta para reclamarles esos mismos detalles a esos políticos y a reconsiderar ahora el mencionado préstamo ofrecido anteriormente por la banca brasileña, aunque no necesariamente para financiar los EMB-314. Se añade que Brasil ha declarado su intención de liderar la lucha contra el narcotráfico en Centro América, ofreciendo recientemente un paquete de asistencia a Honduras para renovar sus aeronaves, y aparentemente deseoso de entrar al mercado centroamericano.

La FAS busca modernizarse y reducir los costos de mantenimiento de sus maquinas más viejas. Ahora que ha logrado reforzar sus A-37B, todavía necesita transportes tácticos, que de paso son útiles también en misiones SAR, patrulla y en caso de desastres, y necesita remplazar sus vetustos O-2A y suplementar los T-35 Pillan. La Fuerza Naval salvadoreña (FNES) busca patrulleros costeros, mientras que el Ejercito (FAES) es carente de una seria de cosas. No hay duda que Brasil lo que busca es inyectar el dinero en su exitosa industria castrense y dominar el mercado local, así como adelantar prestigio político y económico en la región.

Es de notar que esa cantidad de dinero ofrecida en el 2010 en realidad podría cubrir hasta 18 aviones, dos patrulleros costeros, y algunos otros materiales. Claro, no podría pagar los 12 AT-29 deseados, pero sí financiar la reconstrucción y actualización que podría hacer la Vicking (que los pondría también al alcance de FMS de EEUU), junto con Embraer, a 6 fuselajes C-115 Buffalo, debidamente donados por la FAB a cambio de la inversión en Brasil.

A ese efecto recordamos que recientemente, el Parlamento brasileño dejó sin efecto la proyectada y aprobada cesión de un C-115 Buffalo, por el desinterés del recipiente (Ecuador). Señalamos que las fuerzas aéreas centroamericanas estarían más que deseosas de operar esos robustos aparatos, si bien después de inyectarles una buena reconstrucción y actualización. Esto significaría un refuerzo estructural del fuselaje, reconstrucción, renovación completa, nueva aviónica y remotorización basada en los sistemas propios del DASH-8 (DHC-8Q400), a incluirse los modernos motores Pratt & Whitney Canadá PW-150, y se anota que el mismo Parque de Material Aeronáutico de Sao Paulo (PAMA-SP) ha hecho estudios de reactivación de alguna que otra de esas aeronaves. Incluso, parte de dicha transacción podría costearse con la reventa de los tres IAI-202 Arava a Guatemala, donde podrían encontrar casa con otros cuatro que allí podría estar reparando Israel, y donde los IAI-Arava tendrían sentido logístico.

Se agregaría al paquete para El Salvador otros 6 T-27 (entrenadores) y 6 AT-27 (armados para interdicción), remplazos/complementos de los O-2 y T-35, igualmente donados por la FAB, a cambio de la inversión en su completo remozado, actualizado, instalación de aviónica digitalizada y reforzado estructuralmente, y de ser posible con motores mejorados por la industria brasilera, antes de su entrega.

Sobraría incluso dinero para satisfacer los detalles de la FNES, pues hay que recordar que la Industria Naval de Ceará SA (INAC), Fortaleza (CE) construyó dos patrulleras oceánicas de la clase NPa Grajaú (P-40) para la armada de Nigeria por poco menos de 27 millones de dólares. Otras doce unidades se han construido para la misma Armada Brasileña. Se trata de patrulleros oceánicos de 217 toneladas de desplazamiento, y 46,5 metros de eslora. Ellos podrían llevar desde un TCM-20 navalizado, hasta una torreta de cañón de 40mm a proa y pedestales de modelos de 20mm a estribor y babor. Su tripulación es de 31, y tiene una capacidad de patrulla de hasta los 4.400 kilómetros a 26 nudos, y hasta 10 días de operaciones a la mar.

De paso su diseño podría modificarse ligeramente para permitirles una plataforma para manejar un helicóptero ligero o UAV de ala rotatoria a popa, y con un sistema a popa de recuperación y lanzamiento de interceptor naval y bajo la misma plataforma, un detalle de lanzamiento ya probado en otras patrulleras de similar tonelaje y características como las Damen 4207 o el 45M Protector de Danish Yatchs.

Apuntamos que a partir del 2009, la INACE construye el NPA Macaé, que es un diseño CMN Vigilante CL54 francés, de 500 toneladas de desplazamiento, con características marineras y acomodaciones superiores a las del Grajaú, pero con capacidades similares entre ellas. En este asunto hay que recordar que hace unos años atrás la Damen ofrecía dos 4207 y otros a la FNES por un monto de $57 millones.

En cuanto al Ejercito, Brasil podría entregar equipos motorizados, y/o miras, sistemas de puntería, telémetros lasérico, ópticas nocturnas, motorcitos, y otros implementos necesarios para actualizar las baterías M55A2 de 20mm, M40A1 de 106mm FSR, morteros de 120mm y otros asuntos para mejorar el parque blindado. (JMAH)

 

Fotografías:
·FNES en operaciones aero-navales.
·Patrullera oceánica brasileña en Rio de Janeiro y de construcción nacional.

 

25/04/14

Defensa.com