All for Joomla All for Webmasters
20
Jue, Jul

Serbia revela su más moderno lanzamisiles antitanque (vídeo)

Serbia

Durante las preparaciones para la presentación industrial-militar 'Stal 2017', Serbia ha presentado su novedoso sistema lanzamisiles polivalente ALAS enfocado a la guerra antitanque.

Las fotos, reveladas por la Defensa del país balcánico, muestran el moderno sistema lanzamisiles de seis tubos colocados sobre una base móvil.

El desarrollo del sistema ALAS empezó en los años noventa por los especialistas del Laboratorio de Tecnologías a Reacción de la Universidad del Belgrado, organizados en una empresa privada Edepro, recopila el blog militar ruso BMPD.

No obstante, a pesar de la ayuda del consorcio estatal serbio Yugoimport SDPR, la empresa carecía de recursos financieros propios para llevar a cabo el desarrollo.

El lanzamiento del misil por el sistema antitanque serbio ALAS

La situación cambió en 2013, cuando la empresa estatal de EAU —Earth— firmó un contrato con Yugoimport SDPR para llevar el proyecto a la fase de la producción en serie. Además de proporcionar fondos, la parte emiratí ofreció el vehículo Tawazun como plataforma para el lanzamisiles.

El sistema está diseñado como una herramienta antitanque, aunque en esencia puede desempeñar el papel de un lanzamisiles táctico, precisa BMPD. El proyectil actual de ALAS pesa 50 kilogramos con una ojiva de 10 kilogramos. El tipo de ojiva puede variar según las necesidades.

El misil está dotado con un sistema de comando térmico-visual dirigido por cable óptico. Su alcance máximo actual es de 25 kilómetros con la posibilidad de aumentarlo hasta 60 km en el futuro, afirman los diseñadores.

Durante la feria de armas IDEX-2017 celebrada en Abu Dabi en febrero, los representantes de Yugoimport SDPR informaron de que las pruebas de tiro finales del sistema estarían previstas para este año. Serían los últimos ensayos antes de lanzar la producción en serie del aparato, añadieron.

La industria armamentista de Serbia vive un cierto auge actualmente. Además del lanzamisiles ALAS, el país eslavo desarrolla su propio misil termobárico de corto alcance Sumadija, y pretende actualizar el cazabombardero de diseño yugoslavo J-22 Orao.

Entre las razones para este enfoque en el desarrollo de armas se destaca la necesidad de 'disuadir' a agresores externos, sobre todo a la OTAN, de planear nuevas incursiones en Serbia.

08/05/17
mundo.sputniknews.com