All for Joomla All for Webmasters
24
Sáb, Jun

Falla en el lanzamiento de un misil balístico trident 5 de la Royal Navy

Reino Unido

El gobierno británico habría ocultado un fallido lanzamiento de su misil balístico Trident II D5. El incidente tuvo lugar poco antes de la votación en el Parlamento británico sobre la modernización del escudo nuclear del país, informa The Sunday Times.

Según la publicación, el lanzamiento había sido realizado desde el submarino HMS Vengeance —uno de los cuatro sumergibles nucleares en servicio de la Marina Real británica— en el marco de los ejercicios de prácticas en junio del año pasado cerca de las costas de Florida. El blanco se había fijado en África occidental pero el misil Trident II D5, que no portaba ojivas nucleares, se desvió de la trayectoria establecida y voló en dirección a territorio estadounidense, informa el medio citando fuentes militares. Las causas del fallo aún no han sido reveladas.

Según se da a conocer, "el incidente causó un gran pánico entre los más altos escalafones del Gobierno y la cúpula militar". Las autoridades temían que la información sobre el fracaso de las pruebas socavara la confianza en la capacidad del Reino Unido de responder a un ataque nuclear.

"Finalmente, Downing Street [sede del Gobierno británico] decidió ocultar la prueba fallida", dice la nota.

El incidente se produjo poco antes de la investidura de la actual primera ministra británica, Theresa May, quien desde el principio optó por no divulgar esta información. Según el medio, el secretario de Defensa británico, Michael Fallon, ha sido llamado para presentar explicaciones ante la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento.

"Esto prueba que debemos modernizar nuestro sistema Trident. Debemos proteger nuestro país y garantizar nuestro aporte a la defensa de la OTAN", explicó la jefa del gobierno británico en una entrevista a BBC, al revelarse la información.

Semanas después, la entonces recién nombrada primera ministra sometió al voto de parlamentarios el polémico proyecto de renovación de los submarinos que soportan los misiles Trident.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, y una minoría de sus parlamentarios se oponen a al proyecto naval Trident, que tiene un coste de construcción estimado en 31.000 millones de libras (unos 35.00 millones de euros al cambio actual). El Ejecutivo obtuvo sin embargo el respaldo a su moción con una mayoría de 355 votos.

Desde el año 2000 se han realizado solo cinco lanzamientos de prueba de los misiles Trident desde submarinos nucleares, debido al alto costo de cada proyectil: unos 17 millones de libras esterlinas. Todos los ejercicios anteriores han sido cubiertos por los medios de comunicación en colaboración con el Ministerio de Defensa y la corporación Lockheed Martin, fabricante de los misiles.

22/01/17

mundo.sputniknews.com