All for Joomla All for Webmasters
16
Mié, Ene

Arribaron a suelo australiano los primeros cazas F-35

Los primeros cazas F-35 con base permanente en Australia vuelan en formación con cuatro RAAF F / A-18A / B Hornets a su llegada

Australia

Los dos primeros cazas Lockheed Martin F-35A Lightning II, con asiento permanente en Australia, llegaron a RAAF en la Base Williamtown, al norte de Sydney, el pasado lunes 10 de diciembre.

Los aviones son el noveno y décimo caza que se entregarán a la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF), ya que los primeros ocho están volando temporalmente con el 61º Escuadrón de Combate de la Fuerza Aérea de los EEUU en la Base Aérea Luke de Arizona, como parte del programa internacional del F-35.

El RAAF ya ha adquirido 72 unidades del F-35A y en el futuro decidirá si decide adquirir otros 28 aviones para la próxima década.

Las dos aeronaves que arribaron recientemente se entregaron a la RAAF en septiembre y octubre a través de la Base de la Fuerza Aérea Hickam en Hawaii y la Base Amberley de la RAAF, al sureste de Brisbane. Los aviones se integraron al Escuadrón No. 3, que es el primer escuadrón australiano en tener en su flota aviones F-35.

“Hoy marca un día muy importante para la Fuerza de Defensa Australiana y particularmente para la Real Fuerza Aérea de Australia”, dijo en mariscal Leo Davies.

“Este es el último capítulo de la historia del F-35, la adquisición más importante de la Real Fuerza Aérea Australiana en nuestros 97 años de historia“, continuó. “Los dos aviones que aterrizaron aquí hoy, marcan el último paso en un viaje emocionante para la Fuerza Aérea”.

Davies también citó a su predecesor en el papel principal, el mariscal del aire Geoff Brown, cuando dijo: “El Joint Strike Fighter no reemplaza a nada, pero cambia todo; requiere una nueva forma de pensar y una nueva forma de operar“.

En el contexto australiano, el F-35A está reemplazando a los 71 McDonnel Douglas (ahora Boeing)F / A-18A / B Hornets, que entraron en servicio en 1985. Australia se convirtió en socio Nivel 3 en el programa internacional Joint Strike Fighter en 2002.

“El F-35 no es solo un caza de quinta generación, con velocidad, agilidad y sistemas de información avanzados, sino que es un catalizador para transformarnos en una fuerza de combate de quinta generación“, agregó Davies. “Una fuerza de defensa australiana integrada es mayor que la suma de sus partes y el F-35 ha sido un motor para este cambio. Así que hoy, damas y caballeros, los detractores pueden tomar asiento”, concluyó Davies.

Las dos aeronaves ahora realizarán un período de verificación y pruebas de validación para garantizar que sean compatibles con los sistemas e infraestructura locales de las TIC, incluida la versión australiana del Sistema de Información de Logística Autónoma del F-35 (ALIS). Junto con otras entregas de aeronaves, este trabajo concluirá con el hito de la capacidad operativa inicial (COI), programado para fines de 2020.

Dos aviones más se entregarán a Williamtown en abril de 2019 y ocho aviones se entregarán a finales de año. El Hornet se retirará a fines de 2023.

El primer avión que se basa permanentemente en Australia aterriza en RAAF Base Williamtown.

El Ministro de Defensa Pyne describió el programa F-35 como el proyecto de adquisición de la Fuerza Aérea más grande en la historia de Australia. “El gobierno está invirtiendo más de 12 mil millones de dólares para adquirir al menos 72 Joint Strike Fighters”, dijo.

“El Joint Strike Fighter es la mayor adquisición en la historia de la Real Fuerza Aérea Australiana y es una parte clave de la acumulación de 200 mil millones de dólares en la capacidad de Defensa del Gobierno”.

 

10/12/18

defensenews.com