All for Joomla All for Webmasters
12
Jue, Dic

Irán y el Reino Unido elevan la tensión tras divulgarse audios sobre captura de buque

Irán

Teherán informó que la liberación dependerá "de la cooperación" de la tripulación sobre la investigación del presunto accidente. Acusan al petrolero de "no respetar el código marítimo internacional".

 

La investigación que decida el destino del petrolero británico capturado el viernes por Irán dependerá "de la cooperación" de la tripulación, advirtió el domingo Teherán, mientras Londres estudia "una serie de opciones" antes de dar a conocer el lunes su respuesta.

Acusado de "no respetar el código marítimo internacional", el "Stena Impero" permanece en el puerto de Bandar Abbas (sur). Sus 23 tripulantes (18 indios, tres rusos, un filipino y un letón) "están en buen estado de salud", declaró Allah Morad Afifipoor, director general de la Autoridad Portuaria y Marítima de la provincia de Hormozgán.

"La investigación [...] depende de la cooperación de los miembros de la tripulación del navío y también de nuestro acceso a las pruebas necesarias para examinar el caso", añadió en una entrevista para Press TV, el canal de información en inglés de la televisión estatal iraní.

El petrolero de bandera británica, propiedad de un armador sueco, fue capturado el viernes en el estrecho de Ormuz por los Guardianes de la Revolución iraníes.

El momento en que oficiales de la Guardia Revolucionaria abordan el petrolero de bandera británica.The Guardian.

Afifipoor dijo que el "Stena Impero" había "chocado con un pesquero" que "contactó con el petrolero pero no tuvieron respuesta". Las autoridades iraníes abrieron una investigación sobre las "causas" del accidente "conforme a la ley".

De acuerdo con la grabación de audio de los intercambios por radio cuya autenticidad confirmó el ministerio de Defensa británico, los Guardianes de la Revolución intimaron al petrolero a cambiar de rumbo.

Según la misma grabación poco antes de que la fuerzas iraníes abordasen el buque, una fragata británica que se encontraba en la zona contactó con el "Stena Impero" para decirle que su "paso en virtud del derecho internacional no debía ser perturbado, obstaculizado, bloqueado o frenado".

El sábado, el Reino Unido exhortó a Irán a rebajar las tensiones en el Golfo liberando al "Stena Impero". Londres juzgó "inaceptable" su captura, que suscita el temor a una nueva escalada.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, anunció que el ejecutivo informaría el lunes al Parlamento de las "medidas suplementarias" que piensa adoptar.

"Vamos a examinar una serie de opciones", declaró este domingo el secretario de Estado para Defensa, Tobias Ellwood, sin dar más precisiones.

La noche del domingo un comunicado del gobierno británico informó que Theresa May presidirá el lunes de mañana una reunión de crisis para analizar el caso, con hincapié en "el mantenimiento de la seguridad de la navegación en el Golfo",

El embajador iraní en Londres, Hamid Baeidinejad, exhortó en Twitter al gobierno británico "a controlar [las] fuerzas políticas interiores que quieren una escalada de las tensiones existentes entre Irán y Reino Unido más allá de la cuestión de los buques".

La incautación del "Stena Impero" se produjo horas después de que la justicia del enclave británico de Gibraltar (extremo sur de España) decidiese prolongar 30 días la retención de un petrolero iraní, el "Grace 1".

Este fue interceptado el 4 de julio bajo sospecha de querer entregar petróleo a Siria en violación de las sanciones europeas contra Damasco, aunque Irán negó las acusaciones y amenazó con represalias.

Para Hunt, la captura del "Stena Impero" es una medida de represalia por la confiscación del "Grace 1". Sin embargo, éste último "fue detenido legalmente [...] en violación de las sanciones de la UE", mientras que el británico "fue capturado en las aguas omaníes en violación flagrante del derecho internacional".

El encargado de negocios británico en Naciones Unidas, Jonathan Allen, calificó la intercepción como "interferencia ilegal" en una carta enviada al presidente protempore del Consejo de Seguridad, el peruano Gustavo Meza Cuadra.

Allen aseguró además que el "Stena Impero" fue interceptado en aguas de Omán y que estaba "ejerciendo el derecho de tránsito en un estrecho internacional". Tambien dijo que no hay pruebas del denunciado choque con un pesquero.

El martes, el guía supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, había declarado que Irán respondería "en el momento y en el lugar oportunos" a la incautación del "Grace One".

Los británicos "robaron y se les respondió", estimó este domingo el presidente del Parlamento iraní, Ali Larijani.

Alemania, Francia, la UE, la OTAN y Omán, que comparte el control del estrecho de Ormuz con Irán, exigieron a Teherán la liberación del barco.

La región del Golfo y del estrecho de Ormuz, por donde transita un tercio del petróleo mundial, es escenario de tensiones y de un pulso entre Irán y Estados Unidos.

A finales de semana, Estados Unidos afirmó que había abatido un dron iraní en el estrecho. Irán, por su parte, aseguró que no había perdido ninguno.

Las tensiones entre ambos países se deterioraron tras la retirada unilateral estadounidense en mayo de 2018 del acuerdo internacional para controlar el programa nuclear iraní, firmado en 2015. Washington reimpuso entonces sanciones a Irán.

21/07/19

Ambito.com