All for Joomla All for Webmasters
13
Jue, Dic

El Ejército de EE. UU. prueba un arma de artillería de largo alcance llamada Extended Range Cannon Artillery

Foto de la Secretary of the Army

Estados Unidos

El Ejército de EE. UU. está probando un arma de artillería de largo alcance llamada Extended Range Cannon Artillery, o ERCA, en el campo de pruebas de Yuma, según el Secretario del Ejército, Mark Esper.

En un comunicado publicado en la cuenta oficial de Twitter del Secretario del Ejército, Mark Esper dijo que el ERCA aumenta la potencia de fuego del soldado y refleja la principal prioridad de modernización del Ejército: los dispaos de precisión de largo alcance.

Las plataformas de artillería existentes de 155 m, disparadas con precisión desde plataformas móviles (unidades livianas y Stryker) y de obuses autopropulsados, tienen un alcance máximo de unos 30 km; el nuevo arma ERCA está diseñada para alcanzar rangos de más de 70 km y posiblemente se extiendan con nuevas municiones a más de 100 km.

La plataforma de obuses autopropulsada actualizada, como parte del programa ERCA, se está probando en Yuma Proving Ground. La modificación agrega 1,000 libras (454 kg.) al peso total del arma y seis pies (183 cm) adicionales al tubo del cañón. Los sistemas ERCA también utilizan una cabina rediseñada, un nuevo diseño de culata y un nuevo “freno de boca”.

De acuerdo con Popular Mechanics, los tubos más largos permiten que los gases explosivos producidos al quemar el propulsor actúen durante más tiempo en la carcaza, por lo que proporciona al cañón mayores velocidades. Mayor velocidad es igual a mayor rango. Un fusil de cañón corto, por ejemplo, tendrá una velocidad de salida más lenta y un alcance más corto que un fusil con un cañón más largo.

El ERCA se está configurando actualmente para disparar desde un obús autopropulsado M109a8, usando un tubo calibre 58. El M109a7 existente, llamado Paladin Integrated Management, dispara un proyectil calibre 39.

Un alcance objetivo de 70 kilómetros es, según cualquier estimación, un salto sustancial hacia adelante para la artillería. Cuando las municiones de 155 mm, como Excalibur, irrumpieron en los combates terrestres hace unos diez años, su alcance de ataque se registró en aproximadamente 30 kilómetros. Un obús autopropulsado capaz de alcanzar los 70 kilómetros pone al arma a la par con algunos de los avanzados cohetes terrestres del Ejército, como el Sistema de Cohetes de Lanzamiento Múltiple Guiado con precisión que también alcanza los 70 kilómetros.

El mayor alcance, efectividad y precisión del cañón de largo alcance de los disparos de más allá de la línea de vista responde directamente a las necesidades operativas en el Pacífico y Europa.

 

02/12/18
defence-blog.com