All for Joomla All for Webmasters
22
Mar, Oct

Animación recrea cómo sería una guerra nuclear entre EE.UU. y Rusia

El objetivo del proyecto es mostrar las consecuencias catastróficas (Captura de video). El objetivo del proyecto es mostrar las consecuencias catastróficas (Captura de video).

Estados Unidos

En un modelo elaborado por una universidad estadounidense, detallaron cuáles serían las 10 primeras ciudades que atacarían las potencias y cuántas víctimas dejaría el brutal enfrentamiento. Mirá las imágenes.

 

Según científicos de la Universidad de Princeton, 91 millones de personas perderían la vida o resultarían heridas de gravedad en un conflicto nuclear entre las fuerzas de OTAN y Rusia.

Los especialistas de la insititución estadounidense crearon una animación para mostrar como sería un potencial conflicto de armas nucleares tácticas entre ambos territorios. Imaginaron un posible orden de batalla y se basaron tanto en evaluaciones independientes de ambos países como en datos sobre sus armas nucleares actualmente desplegadas.

Acorde a sus investigaciones, para limitar un avance de la OTAN, Rusia lanzaría un disparo de advertencia nuclear desde una base cerca de la cuidad de Kaliningrado contra Europa Central. Acto seguido, la alianza lanzaría un misil contra la base rusa. Entonces, la lucha escalaría a nivel de guerra nuclear táctica.

Tras la destrucción de Europa, Estados Unidos llevaría a cabo un ataque estratégico desde su terreno y submarinos utilizando 600 ojivas nucleares contra las fuerzas nucleares de Rusia. Antes de perder sus sistemas de armas, Moscú utilizaría misiles contra el territorio estadounidense. Un total de 3,4 millones de personas podrían perder la vida durante 45 minutos de ataques.

Los objetivos en territorio estadounidense.


Luego, tanto la OTAN como Rusia atacarían cada una las 30 ciudades más pobladas y centros económicos usando entre 5 y 10 ojivas y teniendo en cuenta el tamaño de estos lugares. Según el modelo, 85,3 millones de personas serán víctimas de estos ataques. Se estima que 34,1 millones de personas podrían fallecer mientras que 57,4 resultarían heridas.

Los muertes podrían aumentar significativamente a largo plazo debido a los efectos del impacto de explosiones nucleares.

Nueva York, Indianápolis, Washington, San Diego y Austin serían las 5 primeras ciudades que Rusia atacaría en territorio estadounidense. Por su parte, Estados Unidos atacaría: San Petersburgo, Izhevsk, Krasnodar, Toliatti y Krasnoyarsk.

El proyecto de los científicos tiene como objetivo mostrar unas posibles consecuencias catastróficas del conflicto nuclear entre EE.UU. y Rusia.

Los especialistas universitarios lamentan que el riesgo de la guerra nuclear aumentara durante los dos últimos años porque EE.UU. y Rusia han abandonado el cumplimiento de algunas obligaciones sobre el control de armas.

Por Crónica

17/09/19

cronica.com.ar