All for Joomla All for Webmasters
03
Vie, Abr

Boeing presenta el concepto de su nuevo helicóptero | Vídeo

© Foto : Boeing

Estados Unidos

El nuevo diseño de Boeing, que todavía no tiene nombre, es un helicóptero que tiene como objetivo reemplazar a los AH-64 Apaches y los OH-58D Kiowa Warrior, retirados de servicio.

La empresa Boeing anunció su participación en el programa aviones de reconocimiento de ataque futuro del Ejército —FARA por sus siglas en inglés— de EEUU. El ganador de la competencia de FARA reemplazará los modelos retirados de servicio.

El nuevo aparato de Boeing es un helicóptero compuesto con un solo rotor principal de seis palas, un rotor de cola de cuatro palas y una hélice de empuje de cuatro palas en la parte trasera. Tiene un solo motor y es General Electric T901.

"Estamos ofreciendo más que un helicóptero, estamos ofreciendo un sistema asequible y totalmente integrado para el Ejército, la misión y el futuro", afirmó Mark Cherry, vicepresidente y director general de la división de diseño avanzado de Boeing Phantom Works.
"Hemos combinado la innovación, el ingenio y la experiencia probada del rotorcraft con extensas pruebas y análisis avanzados para ofrecer una solución muy convincente", subrayó.

La compañía reveló que el helicóptero tiene "una cabina modular de última generación con una pantalla reconfigurable de gran área y capacidades autónomas".

El helicóptero sería capaz de mantener la velocidad durante las maniobras en las que otros helicópteros perderían velocidad, explicó Shane Openshaw, director del programa FARA de Boeing.

"Lo que tenemos aquí es una configuración de helicóptero convencional con un propulsor en la cola", agregó.
La compañía asegura que su diseño será capaz de cumplir con el requisito clave de rendimiento del Ejército de ser capaz de alcanzar una velocidad máxima de 180 nudos, unos 333 kilómetros por hora.

El nuevo modelo representa una alternativa de menor costo y menor riesgo frente a algunos competidores.

El diseño integra la última tecnología y técnicas de fabricación probadas para reducir el riesgo y los costes, al tiempo que ofrece al Ejército un nuevo y flexible diseño que cumple con todos los requisitos del Ejército, se informa en el comunicado de la compañía.
En este momento, Boeing está compitiendo contra Bell, Sikorsky, un equipo formado por AVX Aircraft y L3, y otro que incluye a Karem Aircraft, Northrop Grumman y Raytheon.

El Ejército espera elegir diseños de dos compañías para avanzar a la siguiente etapa del programa FARA a finales de marzo. Después de la selección, el servicio pretende comenzar a probar los prototipos reales para 2023 y tener el diseño final del aparato elegido para 2028.

05/03/20

mundo.sputniknews.com