All for Joomla All for Webmasters
27
Mié, May

El futuro dron táctico de EEUU aprueba con éxito su primer vuelo operado

© Foto : Arcturus UAV

Estados Unidos

El vehículo aéreo no tripulado estadounidense Arcturus UAV JUMP 20, que fue escogido para reemplazar al RQ-7 Shadow en el Ejército de EEUU, pasó con éxito la prueba de vuelo operado durante su periodo de evaluación.

El Ejército de EEUU había seleccionado cuatro sistemas de aviones no tripulados en 2019 como candidatos a reemplazar al Shadow. El objetivo es crear en el futuro un ecosistema de dispositivos de despegue vertical dentro del programa de modernización de las FFAA, entre ellos, nuevos helicópteros.

El dron básico del Ejército estadounidense es a día de hoy el RQ-7 Shadow, y tiene sus debilidades: necesita una pista para despegar y un dispositivo de detención para aterrizar, lo que limita bastante su uso en circunstancias actuales. Además, es muy ruidoso y los mismos militares se quejan de que suena "como una cortadora de cesped voladora".
Todos los drones candidatos pasaron por un vuelo riguroso en diciembre 2018 y enero 2019. La competencia ayudó a seleccionar los sistemas que pasarán a la fase de evaluación militar.

El Arcturus JUMP 20 es el más grande de las naves no tripuladas que participan en las pruebas, con un peso de 95 kilos y una envergadura de 5,5 metros. Además, es el primer vehículo aéreo no tripulado de ala fija capaz de despegar y aterrizar verticalmente. No requiere ningún sistema de lanzamiento o pista. Dependiendo de la carga útil y el ajuste aviónico, la cantidad de combustible se puede ajustar para proporcionar entre 9 y 15 horas de funcionamiento autónomo.

"A pesar de su tamaño, hace poco ruido en comparación con el Shadow, y eso la tripulación lo aprecia", dice la nota del Ejército tras las pruebas, citada por el medio Defense News.
"Estamos acostumbrados a gritarnos el uno al otro y tener que usar radios para comunicarnos. Ahora puedes pararte justo al lado de esta nave y ni siquiera levantar la voz", explicó el jefe de la tripulación asignada, Christopher McCoy.

Las pruebas continuarán a lo largo del 2020 hasta que los militares tomen una decisión definitiva.

11/04/20

mundo.sputniknews.com