All for Joomla All for Webmasters
18
Mié, Sep

Brasil, flamante aliado extra OTAN, anfitrión del Unitas en aniversario clave

Brazil

Más de 31.000 hombres de mar de 13 países entre los cuales está la Argentina iniciaron ayer las maniobras navales Unitas en Río de Janeiro y finalizarán el 30 de agosto. Este año se cumple el 60 aniversario de esta operación naval creada y auspiciada por la Armada de los Estados Unidos con el propósito de afianzar vínculos profesionales entre las marinas aliadas de la región.

En la fase Atlántico conducida por el anfitrión, Brasil, participan las armadas de Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá, Paraguay y Perú. Tres países; Japón, Portugal y el Reino Unido acudieron en calidad de observadores y enviaron oficiales de estado mayor que embarcarán en el buque multipropósito Bahía de la marina brasileña. Vaivenes en la política doméstica influyeron en apartar de las ejercitaciones a países que antaño sumaban hombres y buques, por caso, Venezuela. Los ejercicios navales encabezados por Brasil estarán enfocados, por primera vez, en probar la capacidad de cooperación marítima regional en situaciones de ayuda humanitaria y respuesta a desastres naturales.

En esta oportunidad se va a desarrollar una etapa marítima (UNITAS Lant) integrada con una fase anfibia (UNITAS Amphibious), que incluye una simulación de ayuda humanitaria y socorro ante un desastre natural en la isla de Marambaia.

Los infantes de marina de la task force tendrán que desembarcar, establecer condiciones de seguridad y luego la asistencia a la población. Las simulaciones no responden a la imaginación de los planificadores se toman de casos vigentes o escenarios de posible ocurrencia y se diría que el modelo inspirador apuntaría a la emergencia humanitaria de Venezuela. “Tenemos que estar preparados para cualquier tipo de operación en la que tengamos que defender la libertad y la democracia en el continente”, afirmó el almirante Craig Faller, comandante del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EE.UU. (SouthCom), en la ceremonia inaugural de la nueva edición de UNITAS.

El grueso de los medios navales denota el tipo de esfuerzo operativo que jugará el simulacro; los Estados Unidos con el USS Carter Hall (LSD 50), buque de desembarco anfibio con capacidad de desplegar 500 infantes con 2 lanchas de desembarco aerodeslizante (colchón de aire, sigla inglesa LCAC), Brasil pone su última adquisición, el PHM Atlântico, un portahelicópteros de asalto anfibio que perteneció durante dos décadas a la Marina Real del Reino Unido y que el Gobierno brasileño compró por 89 millones de dólares en 2018. Es el buque insignia de la flota brasileña y reemplazó al desactivado portaaviones Sao Paulo. Puede operar siete aeronaves simultáneamente en su pista, transportar otras doce en sus hangares y llevar una fuerza de desembarco de 800 hombres pertrechados. También incluyó el navío dique multipropósito Bahía (ex Siroco de la marina francesa) diseñado para el transporte de tropas, vehículos, municiones y provisiones, se destaca el espacio para albergar y operar con helicópteros, capacidad de carga y descarga y de desembarco anfibio en mar abierto.

Dos días de maniobras anfibias y nueve días de operaciones en alta mar en los que será probado el poder naval conjunto, incluyendo acciones de combate a submarinos, de combate en superficie y de guerra electrónica es el test de Brasil en su reciente traje de aliado extra Otan. El presidente Donald Trump declaró hace 20 días a Brasil como aliado militar preferencial de Estados Unidos fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Ese estatus, lo tienen otros 17 países, entre ellos Argentina desde 1998, distinción que se atribuye a la participación de buques de la Armada en la Campaña del Golfo Pérsico durante las operaciones Escudo del Desierto y Tormenta del Desierto que lideró los Estados Unidos. En la actualidad se diría que esa categoría es casi un título honorífico y de concepto si uno cuenta que el país ha disminuido sus medios de combate a niveles cercanos a la indefensión.

La fuerza multinacional de este Unitas se completa con quince buques, ocho helicópteros, 5 aviones y un submarino. El país da el presente con el destructor ARA “Almirante Brown”, al mando del capitán de fragata Leandro Nonide; lleva un helicóptero Fennec de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros; y con el transporte ARA “Bahía San Blas”, al mando del capitán de corbeta Víctor Calierno, que transporta a la Fuerza de Desembarco integrada por infantes de marina, buzos tácticos, y personal de sanidad del hospital naval Pedro Mallo, más vehículos anfibios, camiones, planta potabilizadora y cocinas de campaña.

Por Edgardo Aguilera

22/08/19

Ambito.com