All for Joomla All for Webmasters
20
Lun, May

Argentina quedó afuera de ejercicios militares con EE.UU.

Argentina

El Congreso aprobó ayer con retraso la ley que permite la salida de tropas nacionales (Armada y Fuerza Aérea) y el ingreso de militares extranjeros para la ejecución de una veintena de ejercicios con efectivos de otros países.

Las idas y vueltas entre el ministerio de Defensa, la Casa Rosada y el Parlamento ocasionaron que se perdiera un adiestramiento fundamental para los marinos en operaciones combinadas y en la integración a esquemas defensivos multinacionales. Se trata del UNITAS, el país, con la Armada, ha participado de las maniobras UNITAS como miembro activo desde sus comienzos en la década del 60. Oscar Aguad inició su gestión en 2017 con el mismo problema; no tramitó a tiempo ante el Congreso la autorización y los marinos se quedaron en puerto, excluidos del ejercicio naval que ideó Estados Unidos para desarrollar estándares de interoperabilidad con las marinas latinoamericanas. El UNITAS surgió a partir de la Primera Conferencia Naval sostenida en Panamá, en 1959 y realizada bajo el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Este año el proyecto de ley con 23 ejercicios a autorizar fue girado a la Cámara alta el 23 de julio y, según relatan diputados del oficialismo y de la oposición, no llegó en tiempo y forma a la Cámara baja (Comisión de Defensa). Frustrados los marinos miran hacia el edificio Libertador, en sus oficinas está la responsabilidad política específica de gestionar la autorización (por ley) de salida de buques al exterior. La ausencia de Argentina por segunda vez del UNITAS contrasta con palabras del ministro dichas al jefe del Pentágono James Mattis, "hemos regresado al camino del que no debimos alejarnos".

La versión número 59 de la operación UNITAS, se cumplió -sin marinos criollos-entre el 30 de agosto y el 11 de septiembre, en esta edición participaron armadas latinoamericanas de 8 países, junto a Estados Unidos y el Reino Unido, el anfitrión fue Colombia. Se desarrolló en aguas del Atlántico, con una labor enfocada en las diversas áreas de la guerra naval, procedimientos de reacción rápida, ejercicios con unidades especiales de buceo, ejercicios de interdicción marítima y control del mar, búsqueda y rescate, ejercicios de fuego real y un desembarco de ayuda humanitaria.

La maniobra naval constaba de una fase anfibia que demandarían 29.741.336 pesos y dos fases en el Atlántico, frente a Colombia y las costas de Argentina, según refiere el proyecto tratado por los legisladores. El tramo en aguas colombianas demandaba 62.879.960 pesos y de 27.374.670 para el capítulo de entrenamiento en el mar criollo. Sortija de consuelo, esos millones no gastados quedarían disponibles en el presupuesto naval. La Armada iba a participar con el buque logístico ARA Patagonia, un destructor Meko 360 tipo ARA Almirante Brown, una corbeta Meko 140 de la clase Espora y un helicóptero Sea King.

El primer faltazo al UNITAS ocurrió en 2009 por decisión de la entonces ministra Nilda Garré, buscó apartar al país de la influencia militar de los Estados Unidos.

La Fuerza Aérea Argentina tuvo mejor suerte, el ejercicio aéreo CRUZEX, también liderado por los Estados Unidos, junto a los aviadores de 14 países entre ellos Brasil, Canadá, Chile, Francia, Perú, Uruguay, Bolivia, India, Suecia, Reino Unido y Venezuela quedó dentro de la grilla de aprobados a tiempo. La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) será la anfitriona de la 8º edición del CRUZEX que se cumplirá en Natal entre los días 18 y 30 de noviembre y reúne a la aviación de caza de elite en prácticas de combate aéreo. La principal novedad de CRUZEX 2018 es el escenario de guerra no convencional, en el que el combate es contra fuerzas insurgentes o paramilitares y no entre dos Estados constituidos. Es el perfil que se encuentra en misiones de paz de la ONU, señaló en un comunicado el director de CRUZEX, brigadier del Aire, Luiz Guilherme Silveira de Medeiros.

Sin aviones supersónicos los pilotos criollos participarán con un Hércules KC-130 (reabastecedor) y un helicóptero Bell 412.

En ediciones anteriores; por caso: 2002, 2004 y 2006, Argentina desplegó aviones de caza, los supersónicos Mirage -desprogramados en 2014, y los subsónicos A4-AR Fightinghawks.

POR EDGARDO AGUILERA.-

26/10/18
Ambito.com