All for Joomla All for Webmasters
21
Dom, Abr

Comunicaciones e Informática: En permanente evolución

Argentina

Software, guerra electrónica, mantenimiento de electrónica y ciberdefensa son algunos de los temas de los que se ocupa la Dirección General de Comunicaciones e Informática (DGCI). Su misión es conducir el Sistema Único de Comunicaciones e Informática de la Fuerza (SUCOM) y sus elementos dependientes. También asesora y asiste a la conducción superior del Ejército.

Las actividades operacionales que abarca son la vigilancia de fronteras, las operaciones militares de paz y aquellas que se desarrollan en la Antártida Argentina. Asimismo, proporciona personal y medios de sus elementos dependientes, para apoyar estas operaciones. Estas actividades requieren la instalación, la operación y el mantenimiento de sistemas de comunicaciones, informática y ciberdefensa, los cuales posibilitan la transferencia de información entre los distintos escalones de comando.

Modernización de los sistemas

Desde hace más de 20 años el Ejército se encuentra en un proceso de modernización de sus sistemas de comunicaciones e informática. En primer lugar, esta modernización está basada en el empleo de equipamiento comercial o profesional de última generación, en los sistemas estratégicos y operacionales. De esta manera, se han digitalizado obsoletos sistemas analógicos, proporcionando la capacidad de comando y control necesaria para la conducción de los elementos operacionales de la Fuerza.

En segundo lugar, el Ejército desarrolla la capacidad de autogestión de los sistemas de telecomunicaciones, mediante la capacitación y perfeccionamiento de oficiales y suboficiales, tanto para el desarrollo y producción de nuevas soluciones como para la operación y mantenimiento de los sistemas.

En tercer lugar, se ha concretado un progresivo plan de reequipamiento de comunicaciones e informática de nivel táctico que permite comunicaciones seguras a los más bajos niveles de la conducción. El nivel de inversión sostenido durante más de 10 años permitió renovar gran parte del equipamiento de comunicaciones, necesario para la conducción de la Fuerza.

Estos tres conceptos le permiten a la institución contar con sistemas de comunicaciones robustos, diseñados y construidos por su personal, en base a sus necesidades y requerimientos.

El equipamiento radioeléctrico táctico posee equipos militares de última generación, que permiten las comunicaciones de voz y datos seguros -encriptación y salto de frecuencia- con normas de robustez ambientales acordes al uso militar (STD MIL), en las bandas de HF, VHF y UHF.

Estos sistemas son implementados por personal especialista de la Fuerza, lo cual permite independizarnos de soporte técnico contratado a terceros. A su vez, donde las condiciones ambientales lo exigen se emplean equipos informáticos robustos de última generación.

Campo de combate moderno

En el ámbito de la DGCI encontramos tres áreas más en continua expansión: las operaciones electrónicas, la seguridad informática y la ciberdefensa.

En el campo del combate moderno se ha intensificado el empleo de nuevas tecnologías de comunicaciones: complejos sistemas de encriptación, sistemas con salto de frecuencia, nuevas formas de onda y de modulación, y sistemas inalámbricos troncalizados (en malla y celulares).

Estas nuevas tecnologías, imponen la necesidad de actualizar el equipamiento de operaciones electrónicas para que, de esta manera, se pueda mantener el control del espectro electromagnético.

A través de la intensa capacitación de personal militar -con cursos de grado y posgrado- y la adquisición de distintos equipos y aplicaciones, la DGCI incrementa la capacidad de ciberdefensa. Algunas de las actividades son los ejercicios combinados con potencias extranjeras, el intercambio de profesionales y la participación en foros y conferencias.

La integración con organismos públicos y privados

La Oficina Nacional de Tecnologías de la Información (ONTI) es el ente que regula, desde el punto de vista técnico, las especificaciones técnicas y estándares tecnológicos a emplear en el Estado Nacional. Este organismo habilita la adquisición del equipamiento informático que luego se emplea en los sistemas propios de la Fuerza. Sus ingenieros y los nuestros interactúan para agilizar la aprobación del material a adquirir.

El Ejército trabaja junto a la empresa nacional ARSAT (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales). Luego de haber desarrollado nuestro propio telepuerto satelital ARSAT proporciona el ancho de banda satelital necesario para que funcionen nuestros sistemas.

También posee un buen entendimiento con las empresas privadas nacionales e internacionales proveedoras de equipos de comunicaciones e informática, lográndose una red de proveedores de materiales tecnológicos y repuestos de excelentes prestaciones en precios y calidad de los productos solicitados.

Nuestro personal, nuestro compromiso

El compromiso del personal militar en el desarrollo de los distintos proyectos de comunicaciones e informática son indispensables para la modernización de los sistemas de la Fuerza. La capacitación de nuestros profesionales es una permanente obsesión. El contacto con la Facultad de Ingeniería del Ejército y otros institutos de formación de grado y posgrado es imprescindible. Muchos de nuestros ingenieros son profesores en estos institutos y se capacitan en áreas como la ciberdefensa y el desarrollo de software. Gracias al profesionalismo del personal, esta Dirección se destacó durante 2018 en el diseño, desarrollo e implementación de los sistemas de apoyo a la comunidad, de organizaciones militares de paz, de la actividad antártica, de apoyo a las fuerzas de seguridad en las operaciones “Fortín”, “Fortalecimiento”, “Fronteras” e “Integración Norte”, y la Cumbre del G20.

Fuente e imagenes: Ministerio de Defensa Argentino

29/01/19

DEFENSASUR