All for Joomla All for Webmasters
14
Sáb, Dic

El Servicio Meteorológico Nacional cumplió 147 años

Argentina

El 4 de octubre de 1872 el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) –por entonces denominada Oficina Meteorológica Argentina- se creó por medio de la Ley N° 559 durante la presidencia de Domingo F. Sarmiento, convirtiéndose en el primero de Sudamérica y tercero del mundo, junto a Hungría y Estados Unidos.

 

A partir de su fundación, este organismo –cuyo nombre actual rige desde 1945- trabaja con denodada entrega a lo largo de todo el territorio nacional a través de una Red de Estaciones de Observación formada por 125 estaciones sinópticas de superficie y de observación en altitud, que miden y transmiten datos meteorológicos, de acuerdo a las normas establecidas por la Organización Meteorológica Mundial.

De ese total, 53 estaciones tienen más de un siglo de funcionamiento, lo que permite comparar grandes series de datos y analizar el comportamiento del clima en un período extenso de tiempo.

El SMN es la institución cabecera de la Argentina en la provisión de servicios meteorológicos y medioambientales efectivos. Este servicio requiere de un monitoreo continuo de la atmósfera y de conocimientos científicos específicos con el objetivo de proteger a la población, contribuir a la defensa nacional, favorecer el desarrollo sustentable y dar cumplimiento a los compromisos internacionales en la materia.

En la Antártida nuestro país también fue pionero al establecer en el año 1904 el primer Observatorio Meteorológico y Geomagnético Orcadas del Sur, que desde entonces realiza de manera ininterrumpida investigaciones sobre glaciología continental y marina, sismología y observaciones meteorológicas, contribuyendo con importantes aportes a la actividad científica internacional.

Asimismo, bajo la órbita del SMN funciona el Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas Buenos Aires (VAAC por sus siglas en inglés), que realiza la vigilancia en más de 150 volcanes, y brinda información sobre la extensión y el movimiento pronosticado de las cenizas volcánicas en la atmósfera.

La seguridad aeronáutica también cuenta con los aportes de este centenario organismo que elabora y difunde pronósticos y alertas especiales para la aviación.

Por otro lado, la denominada Red de Observatorios mide parámetros meteorológicos y atmosféricos particulares, como radiación, ozono y otros gases, que aportan información valiosa para los análisis globales. Entre ellas se destaca la Estación de Vigilancia Atmosférica y Geofísica (VAG), ubicada en Ushuaia y es la más austral del mundo, fundamental en el estudio del agujero de la capa de ozono.

04/10/19

argentina.gob.ar