All for Joomla All for Webmasters
27
Mar, Oct

Mirage: Breve reseña histórica del gran Delta argentino

Argentina

Con 43 años de servicio y 131 mil horas de vuelo, en la tarde del domingo 29 de noviembre 2015 se realizaba en la VI Brigada Aérea de Tandil y ante unas 200.000 personas, la ceremonia despedida de los últimos exponentes en vuelo del Sistema de Armas Mirage, últimos reactores supersónicos y de caza interceptora en servicio en la Fuerza Aérea Argentina.

El Sistema de Armas Mirage marcó una nueva época en la Fuerza Aérea Argentina, generando un salto cuantitativo en las capacidades estratégicas que poseía la Institución en el segmento de la caza interceptora, pero también cualitativas en lo que refiere a nuevas técnicas de mantenimiento y una doctrina de operación diferente que posicionaron al país en la avanzada tecnológica del continente.

Por años los nobles y robustos Mirage representaron un paradigma a seguir no sólo en cuanto a sus capacidades para la defensa aérea, para la localización, identificación, interceptación y neutralización de una o más amenazas, sino también respecto a la alta capacitación de sus pilotos, técnicos y especialistas, quienes se encargaron incluso de realizar en su momento el mantenimiento de flotas de estas aeronaves en otras Fuerzas Aéreas de Latinoamérica.

Hombres y máquinas fueron construyendo una épica a lo largo de tantos años de servicio, contribuyendo a labrar la tan mentada reputación y prestigio de la Fuerza Aérea en el mundo, a través del profesionalismo y la determinación del personal, pero también con ingredientes propios de nuestro orgullo nacional y que sólo se encuentran en los habitantes de estas tierras.

Esto ha quedado demostrado en ejemplos más que elocuentes, como lograr que estas aeronaves fueran más allá de su vida útil, con prestaciones más que dignas, trabajando a partir de la integración de capacidades entre las diferentes versiones en servicio de este Sistema de Armas para alcanzar un objetivo determinado, demostrando un nivel más que óptimo de operación en actividades y despliegues operativos combinados contra máquinas más avanzadas.

El prestigio y la reputación de los pilotos de caza argentinos ante el mundo, fue mantenido y renovado en gran medida luego del conflicto del Conflicto del Atlántico Sur por la notable participación del Sistema de Armas Mirage en diferentes actividades y despliegues operativos realizados por la propia Institución, maniobras realizadas en conjunto con las otras Fuerzas Armadas, y ejercicios combinados con Fuerzas Aéreas de otros países (como por ejemplo los ejercicios de combate aéreo Águila I (1998) y II (2000) entre la FAA y la USAF). En relación a esto último, cabe destacar que los Mirage fueron las primeras aeronaves de la Fuerza Aérea que salieron del país para participar de ejercicios internacionales (como por ejemplo los ejercicios multinacionales Crucex (2002) en Brasil o Salitre (2004) en Chile.

Pero más allá de los esfuerzos del personal técnico y el alto nivel de entrenamiento de los pilotos, la flota fue quedando en inferioridad de condiciones ante el desarrollo de nuevos vectores más potentes, impedimentos para operar acorde a las necesidades contemporáneas debido a la desactualización de su tecnología, y los cambios producidos en las realidades tácticas y estratégicas del mundo actual.

El Escuadrón Mirage III-EA

La historia de Mirage en la Fuerza Aérea Argentina inicia a comienzos de 1960, cuando la Fuerza Aérea Argentina se veía en la necesidad de adquirir una aeronave interceptora que reemplazara al Gloster Meteor y complementara al F-86 Sabre. Se requería un interceptor supersónico, equipado con radar de búsqueda y tiro, con capacidad de utilizar misiles aire-aire. Pese a que inicialmente se contemplaron otros aviones para cubrir este segmento, se decidió finalmente la elección del Mirage III (MIII) debido a la destacada actuación y desempeño que tuvo la aeronave en manos israelíes durante la “Guerra de los Seis Días”.

  • El 14 de julio de 1970 se realizó la firma el contrato por la compra de 10 M-III monoplazas y 2 biplazas. El convenio incluía además el adiestramiento de pilotos –los primeros recibieron adiestramiento en Francia–, técnicos y el sostén logístico para dos años de operación. De esta manera, los Mirage se convierten en los primeros aviones de la Fuerza Aérea con capacidad de llevar misiles aire – aire y de realizar interceptaciones todo tiempo y bajo control radar de tierra
  • El primer avión es entregado el 31 de agosto de 1972. Se determina como base de asiento para los Mirage III la localidad de José C. Paz para proveer la Defensa Aérea del asiento poblacional y el cordón industrial Rosario – La Plata. Inicialmente se lo denomina Escuadrón Mariano Moreno
  • El 21 de septiembre de 1973 se establece la creación de la Base Aérea Militar Mariano Moreno (BAM Moreno) y el Escuadrón I de Caza Interceptora. Durante este año se llevan a cabo las primeras interceptaciones todo tiempo
  • El 5 de enero de 1976 se crea la VIII Brigada Aérea y el Grupo 8 de Caza
  • El 27 de mayo de 1977 se firma contrato por la compra de 7 monoplazas. Las entregas se realizan entre 1979 y 1980
  • El 18 de diciembre de 1978 el Escuadrón Mirage despliega a Comodoro Rivadavia por el conflicto limítrofe por el Canal de Beagle con la República de Chile. En esa ocasión los M-III son desplegados con la misión de brindar cobertura aérea a las tropas establecidas en la zona
  • Entre enero y julio de 1979 se adquieren dos nuevos biplazas serie III-DA que serán entregados en 1982
  • Debido a un plan de reorganización de la FAA, a comienzos de 1988 los M-III son trasladados a la VI Brigada Aérea de Tandil (Provincia de Buenos Aires), pasando a formar parte del Escuadrón II del Grupo 6 de Caza
    Mirage

El Escuadrón Dagger

A mediados de 1978, se presentó la necesidad de adquirir material aéreo del tipo Caza bombardero. En ese entonces la enmienda Humprey-Kennedy, impedía la adquisición de material bélico de procedencia estadounidense o Europea, por lo cual se debió optar por otros mercados, entre ellos el israelí.

Finalmente se acordó la compra a la empresa Israel Aircraft Industries (IAI) de un total de 36 cazabombarderos IAI Nesher (adaptación israelí del Mirage 5 francés): 24 monoplazas y dos biplazas, los cuales pasaron a denominarse en argentina bajo el nombre de Dagger (daga), nombre en clave del proyecto de compra.

  • El 28 de agosto de 1978 nace el Escuadrón Dagger
  • El 28 de agosto de 1979 arriba el primer lote de aviones a Tandil
  • El 10 de diciembre de 1979 queda constituida oficialmente la VI Brigada Aérea integrada por El Escuadrón Dagger del Grupo 6 de Caza
  • Tomando en cuenta el rendimiento satisfactorio que se obtuvo en la operación de estas aeronaves, la FAA decide adquirir un lote adicional de 13 aviones (11 monoplazas y 2 biplazas) junto a un stock de repuestos
  • El 22 de septiembre de 1980 se firmó el nuevo contrato llegando al país los primeros aviones el 29 de mayo de 1981, en el transporte San Martín de la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA)
    Escuadrón Dagger

La incorporación de los Mirage V-A Mara

Durante el conflicto del Atlántico Sur, debido a las bajas ocasionadas en combate se llega a un acuerdo solidario de asistencia militar con el Gobierno de Perú para la adquisición de un lote de Mirage 5P. De esta manera, en la madrugada del 5 de junio de 1982 arriban a la VI Brigada Aérea de Tandil en vuelo directo 10 Mirage 5P, que operaban en los escuadrones de caza 611 y 612 de la Fuerza Aérea Peruana (FAP). A medida que van llegando estas unidades, reciben las matrículas con los códigos de los Dagger derribados en Malvinas.

  • El Conflicto finalizó sin que los M-5P entraran en combate debido a las intensas tareas preparación y acondicionamiento, las cuales insumieron varios días
  • El 13 de noviembre de 1986 son trasladados a la X Brigada Aérea de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, reemplazando a los Mirage IIIC que pasaron a formar el escuadrón 55 dentro de la IV Brigada Aérea en la provincia de Mendoza
  • En 1987 se lleva adelante el programa de actualización denominado FAS430 Mara, que consiste en modificar la caja de control de armas, la instalación de una computadora para vuelo automático Canadian Marconi, radar doppler, sistema de navegación Omega, receptor de alerta de radar, radio altímetro, sistema programador de tiro y otras mejoras como la instalación de la proa de los Dagger
  • En 1996 se incorpora a la VI Brigada Aérea de Tandil el Escuadrón Mirage V-A Mara hasta su desprogramación en el año 2015

El nacimiento del Finger

El proyecto FINGER surge hacia 1981 como una iniciativa para la modernización de los sistemas de navegación y vigilancia de los Dagger, en el Área Material Río IV, llegando a modificarse el primer avión de esta clase.

Finalizado el Conflicto por las Islas Malvinas, el proceso de modernización sufre ciertos retrasos debido a la imposibilidad de adquirir componentes de origen británicos, los cuales son reemplazados por otros de origen francés. Finalmente, los Dagger sobrevivientes son sometidos a un programa de actualización con sistemas israelíes, ahora denominados Finger II, a los cuales le seguiría un nuevo programa denominado Finger III, Finger IIIa y Finger IIIb, recibiendo durante estas intervenciones mejoras sustanciales en los sistemas electrónicos de navegación, ataque y vigilancia.

El Conflicto del Atlántico Sur
Durante el Conflicto del Atlántico Sur, los Mirage MIII-EA completaron 56 salidas de combate, cumpliendo misiones de cobertura, escolta y diversión (distracción y engaño del enemigo).

En las acciones del día 1º de mayo, la Sección “Dardo” integrada por el capitán Gustavo García Cuerva y el primer teniente Carlos Perona entra en combate con una sección de aviones Sea Harrier. Como resultado de esta acción es derribado el primer teniente Perona, quien logra eyectarse con éxito en las cercanías de la Isla Borbón. Debido al fragor del combate el capitán García Cuerva supera el nivel de combustible mínimo para regresar al continente, por lo que decide aterrizar de emergencia en Puerto Argentino. Sin embargo, producto de una confusión en la artillería antiaérea argentina, su avión es derribado y García Cuerva pierde la vida.

Como resultado de las primeras acciones se llegó a la conclusión que los Mirage III tenían cierta debilidad en combate a baja altura y carecían de autonomía suficiente. Por tal motivo fueron destinados a brindar cobertura a las bases continentales. También participaron como escolta de los aviones de transporte C-130 Hercules y de los bombarderos BAC Camberra MK 62 en sus incursiones hacia las Islas Malvinas, y utilizados como señuelos para las Patrullas Aéreas de Combate (PAC) británicas, facilitando la entrada de los cazabombarderos a la zona de la flota real.

El Escuadrón Dagger

El 4 de abril de 1982, el jefe del Grupo 6 de Caza de la VI Brigada Aérea de Tandil (Provincia de Buenos Aires), comodoro Tomás Rodríguez, recibió instrucciones para alistar los aviones hacia tierras patagónicas. De esta manera, el 25 de abril de 1982 se constituyeron 2 Escuadrones aeromóviles:

  • El I Escuadrón Aeromóvil “Avutardas Salvajes” en la Base Aérea Militar Río Grande a 690 Km. de Malvinas a órdenes del mayor Carlos Martínez e integrado por los capitanes Cimatti, Maffeis, Mir González, Rhode, Janett, Moreno, Robles, los primeros tenientes Ratti, Luna, Gabari, Ardiles, Antonietti, y los tenientes Bernhardt, Bean, y Volponi
  • El II Escuadrón Aeromóvil “La Marinete” en la Base Aérea Militar San Julián a 700 Km de Malvinas a órdenes del mayor Sapolsky, que al poco tiempo fue reemplazado por el vicecomodoro L. Villar, integrado por los mayores Piuma y Puga, los capitanes Donadille, Díaz, Dellepiane, Dimeglio, Demierre, los primeros tenientes Musso, Senn, Román, Callejo y los tenientes Aguirre Faget, Valente y Castillo

Los Dagger completaron 115 salidas en las que provocaron importantes pérdidas a la flota británica, tarea en la fueron derribados 11 aviones y entregaron heroicamente su vida por la Patria cinco pilotos.: el primer teniente José Ardiles, los tenientes Juan Bernhardt, Pedro Bean, Héctor Volponi y Carlos Castillo.

Las naves alcanzadas por los Dagger son las siguientes: los cruceros HMS (D19) “Glamorgan”, HMS (D18) “Antrim”; las Fragatas HMS (F173) “Arrow”, HMS (F174) “Alacrity”, HMS (F88) “Broadsword”, HMS (F56) “Argonaut”, HMS (F184) “Ardent”, HMS (F90) “Brilliant” y HMS (F126) “Plymouth”, además del buque de desembarco RFA (L3004) “Sir Bedivere”.

El futuro de la Defensa Nacional

El Sistema de Armas Mirage formaba parte esencial del sistema de defensa aérea de nuestro país, sirviendo entre otros propósitos para la protección del Centro de Poder Buenos Aires, primero desde su emplazamiento en la hoy disuelta VIII Brigada Aérea de Moreno, y luego a escasos 12 minutos del área metropolitana con su asiento estratégico en la VI Brigada Aérea de Tandil.

Con un techo de vuelo de más de 20 mil metros de altura y una velocidad de 2.400 kilómetros por hora, la desprogramación definitiva de los Mirage significó la pérdida de un caza de primera línea y de un medio aéreo de contundencia para la disuasión de amenazas externas sobre el aeroespacio de interés, con amplia capacidad de maniobra, velocidad de reacción y respuesta; además de la capacidad de llegar a todos los niveles de la atmósfera donde transitan aeronaves y de interceptar a cualquier vector, sin importar su velocidad.

Por otro lado, esta última problemática abarca situaciones más complejas, este sistema de armas podía brindar asistencia a los vuelos comerciales que se quedaban sin comunicación en el rango de los 11000 metros y a más de 900 kilómetros por hora, que es donde navegan este tipo de aeronaves. Actualmente no se dispone de aviones capaces de volar a esa altura.

Fuente e imágenes: Fuerza Aérea Argentina

26/05/20

argentina.gob.ar