All for Joomla All for Webmasters
22
Jue, Oct

Entrevista exclusiva al Jefe de la Fuerza Aérea Argentina

Argentina

En un intercambio con Zona Militar, el Jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, habló sobre el presente y el futuro de la institución.

En una nueva propuesta exclusiva de Zona Militar, pudo concertar y entrevistar al Jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Xavier Isaac. En el intercambio, realizado en la dependencia de la Institución, pudimos consultarle sobre el presente y el futuro de la fuerza, pasando especialmente sobre aquellos planes de inversión que vienen tratándose año a año.

La entrevista abordó todos esos puntos que al día de hoy son considerados fundamentales para pensar el futuro de la Fuerza Aerea Argentina, desde la situación con el caza supersónico, hasta los actuales procesos de desarrollo tecnológico dentro de la fuerza.

A continuación la entrevista.

Zona Militar – Luego del luctuoso suceso de hace unos días quisiera consultarle por el estado del único sistema de combate a reacción puro en nuestra FAA (y único con capacidad misilística). ¿Se encuentran parados actualmente? ¿Considera continuar con la política de puesta en servicio de estos hasta llegar a una decena?

Brig. Xavier Isaac – Cuando ocurre un accidente, se conforma la Junta Investigadora de Accidentes que tiene estrictos protocolos que lleva adelante durante la investigación. La misma se encuentra actualmente trabajando en el lugar del siniestro. La Junta de Accidentes es autónoma, hace consultas a la Fuerza Aérea Argentina solo por cuestiones técnicas para avanzar en su trabajo mientras realizan sus tareas con total libertad de acción. Se está en proceso de análisis para sacar un informe preliminar. El vuelo se detiene inicialmente luego de un accidente, algo común y normal, hasta ver como evoluciona dicha investigación. Somos prudentes. Una vez que la Junta envíe su informe con precisiones sobre lo que pasó, automáticamente retomaremos la actividad de vuelo.

Respecto a su continuidad, seguimos adelante con nuestros proyectos de recuperación y puesta en servicio de una mayor cantidad de aeronaves en el menor tiempo posible, apuntando, si se puede, a una decena o tal vez un escuadrón. Con todos los inconvenientes logísticos que sabemos que existen sabemos no es una tarea sencilla pero no imposible.

ZM – Antes de continuar con las preguntas sobre el estado de los medios, me gustaría hacer un paréntesis para preguntarle sobre los lineamientos en recursos humanos dentro de la institución: ¿Qué se viene trabajando en la actualidad para mejorar la cohesión y el espíritu de los hombres y mujeres de la Fuerza Aérea Argentina?

XI – Desde que comencé mi gestión a pesar de la pandemia hemos tratado con la conducción de la fuerza de recorrer las brigadas, los grupos, las bases, los institutos para escuchar a la gente, para saber sus problemas. Eso es clave en esta gestión. Considero, personalmente, lo que más puede cohesionar a la gente es tener un objetivo común y un horizonte profesional que en parte se había perdido. Es fundamental que nuestra gente se sienta útil en la institución y que su trabajo rinda frutos concretos. La recuperación de capacidades de todo tipo (mantenimiento de aeronaves, de instalaciones, de servicios) es el camino a seguir. Estamos reformando el plan de instrucción para relanzar especialidades que se habían dejado de lado entre otras medidas.

Por otro lado, y en lo que a mantenimiento se refiere, el Área Material Quilmes y Rio cuarto, están llevando adelante, una gran cantidad de proyectos para recuperar diversos sistemas de armas que en breve comenzaran a mostrar resultados concretos. Es sencillamente asombroso ver todo el potencial que tiene la Institución y nuestra gente, por supuesto, en ese sentido.

Por otro lado, las condiciones físicas y el ambiente de trabajo es también importante. Y para ello hemos hecho una importante asignación presupuestaria para que todas las unidades de las fuerzas lleven adelante un plan de recuperación de su infraestructura e instalaciones sostenida en el tiempo, algo que estuvo muy dejado de lado en las últimas décadas. Para ello, es la Dirección de Infraestructura quien dirige y coordina todas las acciones. Dentro de lo planificado, estimamos ir elevando los montos presupuestarios año tras año para en un corto plazo tener instalaciones acordes.

En síntesis, estamos trabajando para que nuestra gente desarrolle todo su potencial profesional y personal en sus ambientes de trabajo. Sentirse útil en la fuerza en cada uno de los puestos de trabajo y ver los resultados del mismo. Todo eso también fortalece y cimenta el sentido de pertenencia

ZM – Sobre la recuperación de medios dados de baja y ante la mirada crítica de cierta parte de la opinión pública y distintos medios ¿Cómo ha evaluado la Fuerza Aérea Argentina esos procesos y que horizonte de vida útil se les da tanto al F-27 como al F-28?

XI – Insisto que lo viejo no es inservible. Tengo varios datos para respaldar lo que digo. A modo de ejemplo, el promedio de horas de vuelo de cada avión de transporte de la fuerza está en las 20 mil horas. Para un avión de la época de los F-27 y F-28 el promedio es de 60 mil horas. Si nos centramos únicamente en el F-27, tiene menos horas voladas que todos los Hércules, que los Twin Otter y que los Saab 340.

La mayoría de las desprogramaciones de la Fuerza Aérea han ocurrido por una cuestión netamente económica por sobre cualquier otro análisis. Era si se podía mantenerlos en vuelo con el presupuesto asignado y punto.

El F-28 seguía el mismo camino sin embargo. Desde la gestión anterior, lo cual yo continuo, torcimos ese rumbo. Firmamos un contrato con Fokker Services (fabricante), solucionamos el problema logístico, reasignamos recursos y por eso el F28 hoy vuela. Se está recuperando un segundo y el año que viene vamos por otro. Todo ello con el asesoramiento y aporte de la empresa fabricante.

En cuanto al horizonte de vida, mientras tengamos el soporte logístico de Fokker, tengamos empresas que recorren motores, nuestro personal capacitado para llevar adelante todas las inspecciones y el material no presente desgaste, seguiremos volando un tiempo más.

ZM – Esto no quita que no se continúa planificando el famoso transporte mediano...

XI – Lo del Fokker es complementario. También recuperar la capacidad de transporte de carácter estratégico sigue adelante con la licitación por un Boeing 737.

ZM – En relación con el caza complementario. Después de un tiempo sin reconocerlos, el Ministerio de Defensa ha hecho mención del tema. Sabiendo que la FAA ya se había expresado sobre un modelo en particular, ¿qué se puede esperar en mediano plazo? ¿Hay nuevos candidatos en consideración o todavía se piensa en la opción que oportunamente había sido seleccionada?

XI – Para nosotros un caza complementario supersónico es prioridad. Tenemos grandes esperanzas que el FONDEF nos permita ir en esa dirección. El modelo que la Fuerza Aérea Argentina eligió es el FA-50 asi que sigue siendo el que tiene mayores probabilidades.

No tenemos otras ofertas en ese sentido. Por prestaciones, capacidades y también por presupuesto... el FA-50 es un avión que se amolda a lo que estamos requiriendo.

ZM – ¿Qué tiempo estiman para esto?

XI – Ojala podamos tener un contrato firmado en el corto plazo, personalmente creo podría ser en unos dos años.

ZM – Sobre aviación de ataque, a la anunciada modernización de los Tucano de la III Brigada Aérea ¿se piensa en el mediano plazo complementar o reemplazarlo con un sistema de mayores capacidades?

XI – No está por ahora en nuestros planes reemplazar el Tucano. Por el contrario, está previsto comenzar la modernización a partir del año que viene. Pensábamos iniciar la misma este año, pero los precios que pasaron no fueron los mejores, por lo tanto, se pidió una mejora. El año que viene vamos a retomar el proyecto.

Estamos trabajando firme para finalmente homologar armamento. En ese sentido la Dirección de Investigación y Desarrollo trabaja en la certificación de pods de fabricación nacional, tema que estaba un poco ralentizado. Para ello, este año asignamos más recursos para poder al año que viene tener todos los aviones artillados.

Esto es una prioridad.

ZM – Hablando un poco sobre aviación de transporte. ¿Cómo avanza la incorporación del Hurón y del B737? Pese a la intención de recuperar el F27 ¿cuál es la planificación para ocupar el nicho de transporte mediano? Los Hércules han tenido un notable trajín ¿qué perspectivas hay sobre la flota?

XI – Con los Huron estamos a la espera de la firma de contrato. Ya está firmada la carta de intención con FMS y avanza bien. Entre fin de año y todo el año que viene vamos a estar incorporando unos 6 de los 10... mínimo.

Su empleo será, como ya se ha anunciado, el Curso de Pilotos de Transporte, y de enlace entre unidades.

Sobre los Hércules ya tenemos los 4 aviones modernizados en servicio, lo cual ha sido un gran avance. El quinto está en FADEA y lo tendremos a mitad del año que viene. Se firmaron los contratos respectivos para continuar con la modernización y si tenemos un impulso del FONDEF, a pesar que como dije antes la prioridad es el avión de combate, destinar más recursos para llevar adelante varios proyectos. Con FADEA por ejemplo desde la PDM del otro Hércules, el L100, el Pucara Fenix, Pampa III y próximamente el IA-100.

Con INVAP, continuar la radarización en su segunda etapa.

ZM – Pampa III: ¿Cuáles son los requerimientos de la FAA respecto a este sistema de armas? ¿Cuántas unidades se considera lo óptimo para cubrir las necesidades de la Fuerza? ¿Como afecta la pandemia en la línea de producción?

XI – Los Pampa III continúan su producción. Estamos actualmente certificándolo con armamento, cosa que es fundamental para nosotros, inclusive estamos probándolos con cañones de 30 milímetros. La combinación Pampa y tiro es fundamental. El Pampa III sin tirar queda en la categoría de entrenador solamente y no es eso a lo que aspiramos.

Imagino una Fuerza Aérea con dos escuadrones de Pampa, 24 aviones inicialmente. Luego de incrementar la cantidad de pilotos, lo cual debe venir de la mano de un incremento en el presupuesto de funcionamiento, podemos pensar en más.

Para este año esperamos entre uno mínimo o dos máximo de unidades nuevas. Ha habido demora con el contrato que se terminó de firmar hace poco, el de fabricación. Por supuesto la pandemia ha afectado la línea de producción a sabiendas de las restricciones de personal, cosa que frenó un poco la fabricación, pero ahora con el contrato firmado y los protocolos más aceitados creemos que para fin de año vamos a tener el séptimo y a principios del 2021 el octavo.

Está en experimentación el Pampa III bloque 2, que tiene mayores capacidades de aviónica y la idea es empezar a integrar el sistema de navegación con los sistemas de tiro y posteriormente una mejora en sus capacidades de armamento para el futuro.

ZM – Sobre alas rotatorias en la fuerza: ¿Cómo ha sido el desempeño durante las tareas asignadas en el marco de la pandemia? ¿Qué novedades hay sobre Mi17 y sobre los helicópteros de montaña?

XI – Los helicópteros han tenido una tarea muy importante. Especialmente en la primera parte de la pandemia, cuando estuvimos patrullando el aeroespacio de la Capital Federal, para observar el aislamiento obligatorio decretado por el Presidente de la Nación. En ese sentido el Bell 412 fue el más utilizado, ya que es un sistema con capacidad de vuelo nocturno, NVG, FLIR... una gran incorporación para la fuerza y realmente da gusto ver el grado de adiestramiento de nuestros jóvenes pilotos en esta máquina.

Sobre el MI-171, estamos con el contrato próximo a ser firmado.

Este contrato prevé la participación de personal de la empresa rusa en el Área Material Quilmes para llevar adelante un trabajo en conjunto con personal propio. En virtud de las restricciones actuales de desplazamiento en el mundo, no podemos decir a ciencia cierta cuando comenzarían los trabajos. Esperemos sea en breve.

El primer MI-17 esperamos tenerlo operativo a finales del año que viene para que opere en la Base Marambio en la próxima campaña. El segundo entraría para el 2022.

Sobre el helicóptero de montaña hemos tenido conversaciones y entre la cantidad de helicópteros que necesitamos, entre 3 y 4, y por los montos que se mencionan, yo creo que en el corto plazo podemos llegar a tener en forma efectiva el reemplazo del Lama.

Por Mariano Gonzalez Lacroix -

22/08/20

zona-militar.com