All for Joomla All for Webmasters
30
Lun, Nov

Una propuesta intrépida rusa: YAK-130 de fabricación nacional

Argentina

Con la noticia del veto del Reino Unido sobre algunos de los componentes del KAI FA-50 Fighting Eagle, la rueda comenzó a girar nuevamente en cuanto a posibilidades y propuestas a los fines de cubrir el nicho de un caza complementario para la

Fuerza Aérea Argentina. Pese a que desde el Ministerio de Defensa y desde la FAA no se han manifestado abiertamente sobre el fin de la negociaciones por el caza ligero surcoreano, lo cierto es que ya hay varias ofertas en danza, una de ellas proveniente de Rusia.

De acuerdo a las fuentes consultadas por Zona Militar, una de las propuestas provenientes del complejo industrial ruso sería la de producir bajo licencia al LIFT (lead-in fighter trainer) Yak-130, aeronave que actualmente forma parte de la cartera de productos ofrecidos por la compañía rusa United Aircraft Corporation. El proceso implicaría la participación activa de la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín» en la cual se montaría la línea de ensamblado. Los tiempos estipulados para la entrega de la primera unidad producida localmente sería luego de 36 meses, una vez queque se hayan cumplimentado diversas fases del tipo burocrático (aprobación oferta técnica/comercial y firma de contrato) y técnicas (formación de personal y provisión de los diversos componentes, pruebas en tierra, etc).

Vale resaltar que este tipo de propuesta se amolda a los requerimientos del Ministerio de Defensa en cuanto a la estrategia de fortalecer las capacidades de producción local, ya sea con fabricación local o logrando que aquellas compras que se realicen en el extranjero incorporen un sistema de transferencia, como sería el caso de la propuesta por el Yak-130.

En cuanto a la aeronave, la misma ha mutado de entrenador avanzado a una plataforma con capacidad de combate, adoptando sistemas tales como radar multimodo Osa desarrollado por NIIP Zhukovsky, un sistema EO/IR de detección y designación de blancos, sistemas de contramedidas/autodefensa así como una completa panoplia de armamento lanzable que va desde armamento no guiado, hasta bombas de guía laser, misiles aire-aire (para una carga máxima de combate de 2500 kilogramos).

Al igual que en el caso del KAI FA-50, estamos ante una aeronave que en primera instancia se amoldaría a los requerimientos de un caza ligero (también la imita en su incapacidad para reabastecimiento en vuelo) y que gana relevancia de poder establecer una línea local, sin embargo deberá tenerse en cuenta que aún quedan por definir diversos aspectos técnicos, entre los cuales entran aquellos referidos a costos de operación, mantenimiento y sostén, detalles que siempre afloran ante una oferta de proveedores no tradicionales.

18/11/20
zona-militar.com