All for Joomla All for Webmasters
22
Mié, Sep

Rusia ofrece un sofisticado sistema antiaéreo a la Argentina

Imagen Zona Militar

Argentina

Quizá el titulo no sorprenda acostumbrados en el ultimo tiempo a noticias ligadas al lejano este. Tampoco sorprende como en las ultimas semanas hemos abordado desde este portal el estado de la defensa aérea en el país, que dispone de pocos medios para una extensión territorial enorme. Medios que se circunscriben a la defensa de punto y que cargan sobre sus hombros el paso de varias décadas sin haber encontrado reemplazo o, por lo menos, una estructura sistematizada que le otorgue una utilidad sustantiva.

A lo largo del año pasado hemos podido seguir desde Zona Militar las diferentes ofertas y alternativas puestas a disposición por distintos actores alrededor del mundo para modernizar el Instrumento Militar de la Argentina. En este sentido, abordamos ofrecimientos tanto en el plano terrestre, con vehículos blindados, como en el plano aéreo, con cazas multirol, transportes y helicópteros. Sin embargo, un nicho ha pasado desapercibido año a año pese a su importancia, sin avances concretos en su ámbito. La octava superficie mas grande del mundo no cuenta con un sistema de defensa aéreo acorde y las pocas líneas tratadas para satisfacer esta necesidad se han atado al proyecto ligado al riñón del Ejército Argentino con la búsqueda del sistema RBS-70NG, un sistema altamente tecnológico, pero de alcance limitado.

Quien ha recogido el guante ante la necesidad es nada menos que la Federación Rusa, país que viene poniendo sus sistemas de armas más avanzados a disposición de una Argentina con problemas recurrentes de presupuesto.

Habiendo accedido a información exclusiva, este medio pudo recabar que una propuesta por material ruso ha sido elevada a distintas autoridades argentinas en el Estado Mayor Conjunto y áreas de Defensa. Es importante recordar que en los apuntes para la conformación de una próxima Directiva Política de Defensa Nacional (DPDN) la Argentina buscaría consolidar su estructura de comando y control, y dotar de medios para blindar el aeroespacio y las jurisdicciones marítimas. A partir de esto se puede inferir que el perfil defensivo argentino necesita de mas y mejores sensores para controlar sus espacios estratégicos sumando también equipamiento coactivo que responda a distintas amenazas que puedan surgir.

Bajo estos puntos, la Federación Rusa ha acercado una propuesta especifica que es considerada por ellos como un “sistema”: emplazamientos antiaéreos de punto, zona y estratégicos, acompañados por sensores de corto, mediano y largo alcance de última tecnología.

La apuesta rusa
La propuesta rusa, tal como mencionamos, se basa en el ofrecimiento de un sistema completo de defensa aérea que responda a diferentes niveles de amenazas que puedan incidir en los espacios estratégicos argentinos. A estos efectos, proponen la venta de radares de largo alcance, complementados por otros sensores de mediano alcance que puedan integrarse dentro del sistema de radares ya fabricados e instalados por INVAP en distintos puntos del país. Puntualmente los radares RPA nacionales, podrán trabajar conjuntamente con el 56N6-TE y dos P-18-2 ofrecidos por Rusia. Este sistema de sensores de distinto alcance se ofrece junto a los módulos de trabajo automatizados 9S929 que actualmente son de primera línea en el país que lo ofrece, oficiando de puestos de comando y control central que aglutina a distintos comandos regionales con sus sistemas y sensores asociados.

Al ser una propuesta integral de defensa aérea, los distintos subsistemas integrantes no responderían necesariamente a una sola fuerza, sino a un rompecabezas organizado a lo largo y ancho del país y operado tanto por el Ejército Argentino, como la Fuerza Aérea Argentina y la Armada. La oferta aclara los distintos subsistemas ofrecidos a cada una de las fuerzas, entre lanzadores, estructura de baterías, radares y puestos de mando.

Pero vamos a lo que seguramente el lector quiere leer: nombres de sistemas ofrecidos por Rusia.

A nivel estratégico han posicionado en su oferta a las autoridades argentinas al sistema Buk-M2E, conformado como grupo con por lo menos 4 lanzadores, sensores y puesto de mando. Este nivel de defensa aérea respondería a la provisión de defensa aérea orgánica de la Fuerza Aérea Argentina, institución que perdió su capacidad misilística con la baja del sistema Roland II.

A nivel de zona, y bajo preceptos de alta movilidad, la Federación Rusa ha propuesto al sistema Pantsir S1, ofreciendo dos baterías con sus respectivos centros de comando y organizados también bajo el mismo puesto de mando central del responsable del control aeroespacial argentino. Estas unidades que pueden tener tanto responsabilidad táctica como estratégica en el control del espacio aéreo, se ofrecen tanto a la Fuerza Aérea Argentina como al Ejercito Argentino.

A niveles de defensa de punto o de baja cota y a niveles de suministro mas importantes, Rusia propone al legendario Igla-S, para completar la burbuja de defensa antiaérea a niveles tácticos, guarnicionales y móviles.

Aclarando que todas las unidades ofrecidas conjugan con los distintos sistemas con los que ya cuenta la Argentina, Rusia suma otro acercamiento que también se acopla a temas que desde este portal ya hemos difundido oportunamente: cazas supersónicos.

Conjunción de medios
La entonces noticia bomba del ofrecimiento de cazas MiG-29M2/M2 y SU-30 se ata esta vez a una propuesta mayor realizada por la Federación Rusa. En el contacto realizado al Estado Mayor Conjunto, órgano de injerencia y responsabilidad directa en el control del aeroespacio, se ha especificado que tanto la oferta por cazas como la de sistemas de defensa aérea son integrales y organizados como sistema. En esa línea, desde Rusia han sabido leer muy bien la planificación de la Argentina para ejercer mayor presencia en el Atlántico Sur y blindar su frontera frente a distintas amenazas, lo que le ha estimado conectar sus distintas propuestas.

Su propuesta no cae en eufemismos ni solapadas: visualmente dispone los distintos medios ofrecidos, entre baterías y sensores, para articularse con los sistemas MiG-29M/M2 ubicados en lugares estratégicos del país. ¿Dónde? Donde Argentina mas lo necesita, su cerebro productivo y su corazón identitario, Buenos Aires y la Patagonia Argentina.

Sin embargo, es fácilmente entendible que una propuesta tan completa y compleja tenga su asidero en el presupuesto, cuestión donde el Instrumento Militar tiene cada vez menos espacio. De todas maneras, se ha mencionado que la oferta es financiable a tasas blandas desde el propio país promotor.

Por Mariano Gonzalez Lacroix -

03/02/21
Zona-militar.com