All for Joomla All for Webmasters
10
Lun, Dic

China incorpora un avi{on anfibio a su arsenal militar

China

Incluso para los estándares militares de China, el avión anfibio AG600 Kunlong es grande. La aeronave china, bautizada como "enorme dragón", realizó su primer vuelo el 24 de diciembre.

"Este vuelo inaugural exitoso hace que China se coloque entre los pocos países capaces de desarrollar un gran avión anfibio", destacó Huang Lingcai, diseñador jefe del AG600, citado por la agencia local de noticias Xinhua.

Con 36,9 metros de longitud, 38,8 metros de envergadura y 53,5 toneladas de peso máximo de despegue, el AG600 es el avión anfibio más grande del mundo destinado a operaciones de rescate y extinción de incendios.

Сhina está enfrascada en un programa de modernización militar masiva, que va desde pruebas de misiles antisatélite hasta diseño de cazas con tecnología de sigilo, señaló el medio Asia Times. La incorporación del AG600 a la Armada china se produce cuando la segunda economía más grande del mundo ha comenzado a sacar sus músculos, añadió.

"Su alcance operacional de 4.500 km y su capacidad para aterrizar y despegar del agua lo hace adecuado para el despliegue sobre las islas artificiales de China", comentó James Char, analista militar de la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur, al diario The Guardian.

Desde la ciudad de Sanya en sur de China, el avión podría alcanzar cualquier lugar del mar Meridional de China, informó el diario estatal Global Times.

"La capacidad y maniobrabilidad del avión lo hacen ideal para transportar material a las estructuras marítimas, que son demasiado frágiles para soportar las pistas de aterrizaje", dijo Char.

China construye islas artificiales en el mar del Sur de China. El mando militar estadounidense en Asia alertó que China podría instalar en esas islas sistemas de radar y de misiles como paso previo a declarar una zona de exclusión.

Los países vecinos y Estados Unidos han mostrado en numerosas ocasiones recelos ante la llamada "gran muralla de arena" que Pekín está levantando en aguas en disputa y alertado de que podrían servir para propósitos militares o para apuntalar sus reclamaciones territoriales.

La querella involucra a las islas Spratly y Paracel. En respuestas a las críticas que ha generado la construcción de islas artificiales en el archipiélago de Spratly, Pekín suele recordar que está operando en territorio soberano y, por lo tanto, tiene el derecho de desplegar allí equipos bélicos.

26/12/17
mundo.sputniknews.com