All for Joomla All for Webmasters
14
Sáb, Dic

China supera a los EE.UU. en cantidad de buques en servicio

Imagen cortesía de NIKKEI Asian Review

China

Seis meses le bastaron al gigante asiático para llegar a construir una flota militar que iguale, hasta supere a la de los Estados Unidos en numeros. En esta primera mitad del año, la industria militar naval de la República Popular de China, actualmente dirigida por el presidente Xi Jinping, ha pegado un salto enorme en materia armamentística marítima, sin precedentes internacionales.

El ambicioso plan que comenzó en 2012 y alcanzó su auge este año, conllevó grandes modificaciones en el presupuesto de defensa de China. El aumento de gastos agregados se han correspondido con varios programas de adquisiciones de alto perfil, reformas militares y cambios doctrinales y estratégicos dentro del Ejército Popular de Liberación. Estos cambios han facilitado que China desempeñe un papel más importante en la seguridad regional e internacional. Por otro lado, la defensa de los crecientes intereses de seguridad de China en los mares del este y sur de China ha tensado las relaciones con otros actores regionales.

A partir de 2018, la Armada china está formada por más de 300 barcos, lo que la hace más grande que los 287 buques que conforman la fuerza de batalla desplegable de la Armada de los Estados Unidos. Los tamaños de flota de otras naciones líderes son comparativamente más pequeños. La Royal Navy británica consta de 75 barcos y la Royal Australian Navy cuenta con una flota de 48 barcos. Los nuevos buques se están botando a un ritmo impresionante. Entre 2014 y 2018, China lanzó más submarinos, buques de guerra, buques anfibios y auxiliares que el número de buques que actualmente prestan servicio en las armadas individuales de Alemania, India, España y el Reino Unido. China encargó dieciocho barcos solo en 2016 y al menos otros 14 se agregaron en 2017.

Entre los buques más eficaces se encuentra, el Type 052D. Un poderoso destructor de misiles guiados, que rivaliza con el Arleigh Burke de la Armada de EE. UU. China lanzó el primer tipo 052D, el Kunming DDG-172 en 2014. Actualmente hay 9 barcos de la clase en servicio, 2 en pruebas en el mar, y otros dos están siendo preparados.

En esta primera mitad de año se han puesto en servicio tres DDG tipo 052D. Mientras que la industria china de construcción naval ha construido y lanzado diecinueve DDG tipo 052 de ambas variantes, y cuatro DDG tipo 055 desde 2014 hasta la actualidad, también han resultado botadas catorce fragatas de misiles guiados de la clase 054A y no menos de veinte corbetas de la Clase 056A durante el mismo período de tiempo.

La fragata Tipo 054A es un buque muy equilibrado y poderoso para su tamaño, y lleva un amplio arsenal de armas antiaéreas, antibuque y antisubmarinas. Es un buque escolta ideal con un alcance de más de 8,000 millas náuticas. Es una fragata multiproposito, que posee la capacidad inherente de atacar a otras naves de superficie, atacar aviones, y rastrear y destruir submarinos. Es esta clase de buque de guerra que el PLAN envió por primera vez al Golfo de Adén en 2009 para servir en los deberes internacionales contra la piratería. Desde entonces, once fragatas Tipo 054A han prestado servicios antipiratería en esta región.

Confluyen muchos objetivos en la decisión de invertir en la industria de material bélico de alta tecnología. Igualar a su principal competidor económico, los Estados Unidos y defender los intereses geopolíticos del mar meridional y la futura construcción de islas artificiales. Pekín ha realizado grandes esfuerzos para modernizar su marina. En el 18º Congreso del Partido en 2012, el entonces presidente Hu Jintao llamó a China a convertirse en una “potencia marítima” capaz de salvaguardar sus derechos e intereses marítimos. Esta posición se reforzó en el libro blanco de defensa de 2015 que declaraba que “la mentalidad tradicional de que la tierra supera al mar debe abandonarse, y se debe otorgar gran importancia a la gestión de los mares y océanos y a la protección de los derechos e intereses marítimos”. Este mensaje se reiteró en Abril de 2018, cuando el presidente Xi Jinping sugirió que “la tarea de construir una armada poderosa nunca ha sido tan urgente como lo es hoy”.

Por Agostina Torres Ochoa -

14/07/19
Zona-militar.com