All for Joomla All for Webmasters
20
Mar, Nov

Japon analiza comprar el F-35B para defender islas y equipar su JMSDF

Japón

El gobierno japonés está considerando operar aviones de combate F-35B a partir del año fiscal de 2026, en un esfuerzo por utilizar aeropuertos en islas remotas y así mejorar la capacidad de la nación para defender las islas, informó el diario Yomiuri Shimbun.

Considerados los cazas furtivos más avanzados, los F-35Bs son actualmente operados por los militares estadounidenses con base en Japón.

El gobierno japonés también está analizando la operación de los cazas en Izumo, el mayor destructor porta-helicópteros de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón (JMSDF) y que Tokio está considerando convertir para operar como un portaaviones, según fuentes gubernamentales.

El gobierno decidió introducir 42 aviones de combate F-35A - que son capaces de despegar y aterrizar en pistas comunes - como un sucesor de los viejos cazas F-4 Phantom II. El primer caza F-35A fue desplegado en la Base Aérea Misawa de la Fuerza Aérea de Auto Defensa de Japón (JASDF) en el Ayuntamiento de Aomori el mes pasado.

En cuanto al F-35B, el gobierno planea indicar el número de aeronaves a ser adquiridas en el próximo Programa de Defensa de Mediano Plazo, que será compilado a finales de este año. También está reflejando gastos relacionados en el plan presupuestario fiscal de 2019, con el objetivo de iniciar la entrega de F-35Bs en torno al año fiscal de 2024, según las fuentes.

El F-35B probablemente será definido como un sucesor del F-15, el principal caza de la JASDF. Un plan es presentar alrededor de 20 a 40 F-35Bs, lo que correspondería a uno o dos escuadrones. Tokio también está considerando aumentar el número de F-35A en el próximo programa de defensa de medio término, de acuerdo con las fuentes.

La introducción del F-35B facilitaría el uso de aeropuertos comerciales en islas remotas.

La longitud mínima de la pista de despegue requerida para el caza avanzado para despegar es relativamente corta, haciendo más probable la posibilidad de despegar incluso cuando la pista de aterrizaje en su base está bajo ataque.

El gobierno está considerando destacar el objetivo de fortalecer la capacidad de operaciones continuas de combate en las Directrices del Programa de Defensa Nacional, que deberá ser revisada a finales de año. La Base Aérea Nyutabaru de la JASDF en Shintomi, Ayuntamiento de Miyazaki, se indica como una base posible para el F-35B ser operado.

El gobierno también está analizando la conversión del destructor porta-helicópteros Izumo en un portaaviones - donde aviones de combate pueden despegar y aterrizar - reforzando la resistencia al calor en la cubierta del barco. Tiene como objetivo iniciar la operación del portaaviones a principios de los años 2020.

A partir de este año fiscal, JMSDF encomendó a una empresa de construcción naval para realizar un estudio sobre el perfeccionamiento de la capacidad de operación de la aeronave en Izumo.

El ministro de Defensa, Itsunori Onodera, sugirió en una reunión del Comité de Presupuesto de la Cámara de Diputados el jueves que el gobierno está considerando operar el F-35B. El estudio sobre el Izumo se está realizando "con la aeronave recientemente desarrollada en mente", dijo el ministro.

El Izumo convertido es planeado para ser utilizado como una base de suministro para defender islas remotas. Por el momento, el gobierno quiere que los militares de EEUU operen el F-35B, pero también planea operar el caza avanzado por cuenta propia, aprendiendo el "know-how" operativo al lado de EEUU en relación al despegue y aterrizaje de cazas, de acuerdo con las fuentes.

Hay 201 aviones de combate F-15, que se introdujeron por primera vez en el año fiscal de 1980, actualmente operados. De estos, 102 seguirán siendo perfeccionados y usados ​​en el futuro instalando equipos, como nuevos tipos de dispositivos electrónicos. Los 99 restantes, sin ser perfeccionados, deberán ser sustituidos por F-35B, así como por un caza sucesor del F-2, dijeron las fuentes.

17/02/18

aereo.jor.br