All for Joomla All for Webmasters
17
Lun, Feb

España demora el desarrollo del caza de nueva generación europeo

© CC BY-SA 2.0 / Alan Wilson / Eurofighter Typhoon '31+11' (Alemán)

España

España, Alemania y Francia firmaron en febrero del año pasado un acuerdo para renovar los cazas europeos. El Bundestag habla de invertir unos 776 millones de euros en cinco estudios sobre el FCAS. Francia participaría en dichos estudios con la misma cantidad de dinero y esperaban que España hiciera lo mismo.

Modelos anteriores como el Eurofighter Typhoon o el Rafale se sustituirán por el conocido como FCAS (Future Combat Air System) o NGWS (Next Generation Weapon System), en sus siglas en inglés. El proyecto tiene previsto operar a partir de 2040. España se sumó al consorcio con un 33% de participación. En junio —durante la Feria de la Aeronáutica y el Espacio de Le Bourget, en París (Francia)— se dio el pistoletazo oficial, con las respectivas autoridades de cada país presentes.

Ahora, sin embargo, los jefes del Estado Mayor del ejército de cada una de las naciones implicadas han escrito una carta en la que piden a los gobiernos dar un paso más. Han solicitado la firma definitiva de los contratos pendientes. Al parecer, existen ciertas "renegociaciones" que están obstaculizando el proceso.Estas "renegociaciones" tienen como protagonistas a las contratistas de cada país. Las principales empresas encargadas de Alemania y Francia son Airbus y Dassault Aviation, respectivamente. El gobierno español, por su parte, eligió a Indra como agente principal el verano pasado. El acuerdo de trabajo común entre las tres compañías y las subcontratas asociadas ha resultado difícil. Manuel Rodríguez Cerezo, director del programa del FCAS en Indra, afirmó, en referencia a esta designación, que supondría "una gran aceleración y un enorme impacto en el desarrollo de nuevas tecnologías duales".
"Es una enorme oportunidad de desarrollo para la industria española y reforzará la posición del sector en el escenario competitivo que abre la nueva Europa de la Defensa", insistió Manuel Rodríguez Cerezo, director del programa del FCAS en Indra.
Ahora, sin embargo, no hay mucho avance. Aparte, el Bundestag (parlamento alemán) habla de invertir 85 millones de dólares (unos 776 millones de euros) en cinco estudios sobre el FCAS. Francia participaría en dichos estudios con la misma cantidad de dinero y esperaban que España hiciera lo mismo. Sin embargo, se cree que España no se unirá hasta el tercer trimestre de este año. Mientras, Alemania o Francia ya se han involucrado en el proyecto, aunque sigue paralizado. Igual que otros sistemas de combate terrestre o aéreo como el MALE (un dron de gran alcance en altura y resistencia).

"Desde 2017, hemos tenido un objetivo extremadamente ambicioso: equipar a nuestros respectivos ejércitos con medios de combate de nueva generación, en los dominios terrestres y aéreos", dijo Florence Parly, la ministra de Defensa francesa, durante la tercera reunión de la Asamblea Parlamentaria franco-alemana en Estrasburgo, el pasado 5 de febrero.
No obstante, desde la feria en París, el junio pasado, no se ha adelantado mucho. Dassault Aviation y Airbus han estado esperando los contratos de producción de dos demostradores de tecnología para el FCAS, sin éxito. El valor de tales acuerdos es de 4.000 millones de euros por cada país y el objetivo era verlos volar en 2026.

Debería haberse firmado en París, pero se pospuso hasta enero de este año. Como los estudios que quiere promover Alemania, que tratarían cinco investigaciones genéricas sobre el diseño, las características del avión, los sistemas de propulsión y sensores o el entorno de simulación. Uno de los riesgos que contemplan si no se acelera el proyecto es la aparición de competencia: Reino Unido lidera otro modelo de avión de caza, el Tempest, con la firma de Italia. En España ya se aprobó una inversión inicial de 110 millones de euros y el 23 de diciembre del año pasado, el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y el ministerio de Defensa se reunieron y aseguraron que estaba previsto "culminar en los primeros meses de 2020 el proceso gradual de integración en el FCAS".

07/02/20

mundo.sputniknews.com