All for Joomla All for Webmasters
10
Lun, Dic

el Ministerio de Defensa ruso desvela sus planes para el traje de combate Rátnik-3

Rusia

La tercera generación del equipamiento de combate ruso Rátnik va a incorporar un exoesqueleto para aumentar la fuerza y la dureza, así como empleará aparatos no tripulados para vigilancia y tareas especiales, afirmó el Ministerio de Defensa del país.

"El Rátnik irá equipado con exoesqueletos, microrobots y aparatos no tripulados. Las unidades dotados con el Rátnik-3 gozarán de independencia, autonomía y autosuficiencia a la hora de realizar diferentes misiones en cualquier condición", reza el mensaje publicado por la Defensa.

El comunicado detalla que el equipamiento prevé también la posibilidad de integrarse en los sistemas de reconocimiento y combate existentes.

El traje de combate ruso Rátnik —'Guerrero', en ruso antiguo— es en realidad un sistema de diferentes equipos modernos diseñados y probados para emplearse en concordancia.

Además del propio chaleco antibalas, el sistema comprende varios tipos de armamento —fusiles de asalto, lanzagranadas, fusiles de francotirador, etc.—, así como una gran variedad de equipos diseñados para aumentar las capacidades de sus usuarios.

El mensaje del Ministerio ruso destaca como ventajas indiscutibles del proyecto "su dureza ante los disparos y la eficacia de sus equipos óptico-electrónicos".

Al menos una parte de esta declaración ya ha sido corroborada: en septiembre pasado, la empresa fabricante publicó los resultados de las pruebas de la segunda generación del traje Rátnik.

Según uno de los principales constructores del traje, Rátnik-2 es capaz de frenar una bala antiblindaje calibre 7.62 disparada por un fusil de francotirador Dragunov desde una distancia de 10 metros, "y las consecuencias del impacto no impedirán que el soldado siga plenamente operativo".

Además, el fabricante elogió el uso del equipo en condiciones reales en Siria, donde, según él, Rátnik 1 y 2 ya salvaron vidas de los soldados rusos en más de una ocasión.

26/12/17

mundo.sputniknews.com